Preguntas y respuestas sobre el sarampión en la infancia

Sarampión en niños: causas, síntomas y tratamiento

Iván Carabaño Aguado

El sarampión es una enfermedad infecciosa, de la familia de las llamadas enfermedades exantemáticas, porque cursa con la aparición de manchas en la piel. Después de la introducción de la vacuna triple vírica en los años 70, el sarampión pasó a ser muy poco frecuente, si bien el preocupante auge de la tendencia antivacunas ha hecho que volvamos a encontrarnos casos de esta enfermedad. Pasaremos a comentar algunos detalles del sarampión.

Todo lo que has de saber sobre el sarampión en la infancia

sarampión en la infancia

¿Qué causa el sarampión? 

El agente responsable del sarampión es un paramyxovirus, familia a la cual también pertenece el virus de la parotiditis.

Cómo se contagia el sarampión en la infancia

Esta enfermedad se contagia por vía respiratoria. La contagiosidad se extiende desde cuatro días antes de la aparición de las manchas en la piel, hasta cuatro días después de haber desaparecido éstas.

Qué síntomas presenta el sarampión en niños

El sarampión se inicia con una fase inespecífica (pródromos), consistente en la presencia de una ligera elevación de la temperatura corporal, síntomas catarrales y malestar general.

Tras esta fase, se inicia el período de estado, consistente en fiebre alta (39-40º), tos, mucosidad, dolor de garganta, enrojecimiento de la conjuntiva del ojo y aparición de manchas en la piel que tienden a fusionarse. Las manchas comienzan a aparecer en la cara, y siguen una evolución descendente. De forma paralela, dentro de la boca, en la cara interna de la mejilla, aparecen unas manchas blanquecinas (manchas de Koplik).

Qué complicaciones pueden darse ante un caso de sarampión

- Respiratorias: laringitis, bronquitis, otitis, neumonía.

- Neurológicas: encefalitis, panencefalitis esclerosante subaguda.

- Hematológicas: trombopenia.

Las complicaciones son más frecuentes en niños menores de dos años, inmunodeprimidos y/o malnutridos.

Cómo se diagnostica el sarampión en niños

Si el pediatra sospecha clínicamente un sarampión, solicitará una determinación de anticuerpos específica, así como un frotis de la faringe.

Cuál es el tratamiento para el sarampión

El tratamiento de esta enfermedad es sintomático: antitérmicos (ibuprofeno, paracetamol), hidratación, reposo relativo. Los casos más graves requieren ingreso hospitalario.

El tratamiento más importante es la prevención. Para lo cual, desde Guiainfantil.com no nos cansaremos de repetir la importancia de vacunar de manera universal a todos los niños.

Precauciones a tener en cuenta

En caso de lactantes de 6-11 meses que precisen estancias prolongadas en países con mayor número de casos de sarampión, tanto europeos (Francia, Grecia, Italia, Reino Unido y Rumanía) como no europeos, antes de viajar se ha de valorar la necesidad de que reciban una dosis extra de vacuna triple vírica. Los viajes cortos por motivos turísticos no reciben ninguna vacuna adicional.