La vacuna triple vírica para bebés

Para qué sirve la vacuna triple vírica y cuándo debemos ponérsela al bebé

Armando Magaña Cobos
Armando Magaña Cobos Pediatra experto en Alergología

Seguramente hayas oído hablar más de una vez de la vacuna triple vírica. Pero, ¿sabes para qué se utiliza exactamente? ¿De qué enfermedades víricas protege a tu bebé?

Te lo contamos todo acerca de la vacuna triple vírica para bebés, desde qué enfermedades cubre hasta cuándo debes ponérsela a tu hijo según el calendario de vacunación. 

Todo lo que necesitas saber sobre la vacuna triple vírica para bebés

Triple vírica en bebés

La vacuna triple vírica protege al bebé contra tres enfermedades víricas: el sarampión, la rubeola y la parotiditis, y está hecha de virus debilitados. 

La vacuna triple vírica es segura, se aplica de forma subcutánea, y se requieren dos dosis para garantizar el mayor porcentaje de protección. La primera dosis se aplica al año y la segunda entre los 4 y 6 años; en situaciones de epidemia se puede poner una dosis extra a los 9 meses de edad.

Los efectos secundarios que se pueden presentar son muy leves:

- Dolor y enrojecimiento del sitio de aplicación los primeros 3 días.

- A los 5 a 12 días puede presentar malestar general, escurrimiento de la nariz, dolor de cabeza, sarpullido, tos y fiebre (que se resuelven sin necesidad de medicamentos).  

Los síntomas son más leves y menos frecuentes comparados con los causados por cualquiera de estas tres enfermedades. Por lo que vacunar a tu hijo es una decisión inteligente para él o ella y para el resto de la familia.

Las tres enfermedades de las que protege a tu bebé la vacuna triple vírica

Te explicamos más en profundidad cuáles los las tres enfermedades contra las que la vacuna protege a tu hijo: 

1. Sarampión. El sarampión es una enfermedad vírica que produce lesiones en la piel. Es una enfermedad muy contagiosa que se transmite por contacto directo con las gotitas de secreción de la nariz o boca (y raramente por diseminación aérea). Además, es contagiosa desde uno a dos días antes de la aparición de los síntomas y hasta cuatro días después de la desaparición del exantema. Tiene alta mortalidad, y es más grave en pacientes desnutridos y/o con bajos niveles de vitaminas. El único reservorio es el ser humano.

El sarampión ya estaba controlado en países desarrollados, aunque ahora vuelve a tener picos muy elevados. En los últimos años se han registrado algunas epidemias en diferentes países, debido a la baja tasa de vacunación. En el 2017 en Europa se reportaron 21.315 casos con 35 muertes, un incremento de 400% con respecto al año anterior. El país más castigado fue Rumania con 5562 casos, España tuvo 152 casos y el país europeo con menos casos fue Suiza con 105 casos. En México el último brote por casos producidos en el país fue en 1995, desde entonces se han presentado algunos casos aislados en viajeros a países con alta tasa de sarampión.

En los casos en países en vías en desarrollo aún son más comunes y son causa de mortalidad elevada. De hecho, se estima que actualmente un millón de niños fallecen anualmente por complicaciones de sarampión. 

El sarampión produce una enfermedad aguda, que se manifiesta por medio de fiebre, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos, manchas pequeñas dentro de la boca en la garganta. La enfermedad es más grave en los menores de 2 años, niños desnutridos y en los adultos. Se puede complicar con diarrea importante, infecciones del oído, neumonía, ceguera e inflamación del cerebro, lo que puede conducir a la muerte.

2. Rubeola. También conocida como sarampión alemán, también presenta lesiones en la piel. Existe una variedad llamada rubeola congénita, que aparece cuando una mujer embarazada se contagia de rubeola y se la transmite a su bebé durante el embarazo, puede causar graves malformaciones.

El hombre es el único reservorio. Es una enfermedad que se propaga en el aire o contacto cercano con gotitas de secreciones de nariz o garganta pacientes infectados. Es más frecuente a finales del invierno y principios de primavera. El 20 al 50% de los casos infectados cursan sin síntomas. Es contagiosa desde una semana antes de tener lesiones en la piel y hasta una o 2 semanas después de que desaparecen las lesiones. El periodo de incubación es de dos a tres semanas.

La rubeola causa lesiones en la piel rojas, con crecimiento de ganglios en todo el cuerpo, más importante cerca del cuello y detrás de los oídos, y cursa con fiebre baja. Puede causar dolor e inflamación de las articulaciones en los niños y adultos, se considera una enfermedad benigna, pero en los embarazos es muy grave por las alteraciones en la formación que puede causar al bebé como ceguera, sordera, alteraciones en la estructura del corazón, retraso mental, predisposición a sangrados.

3. Parotiditis. Es una infección viral dominante en todo el mundo, más frecuente a finales del invierno y principios de primavera. Es más frecuentemente en niños, pero es más grave en los adultos (la etapa donde se presenta un mayor número de fallecimientos). El hombre es el único reservorio natural, por lo tanto, ha disminuido mucho su frecuencia por el uso de la vacuna y se cree posible que se pueda erradicar.  

La transmisión de la parotiditis es por gotitas de secreciones de nariz y garganta o por contacto directo con la saliva de una persona infectada. El periodo de contagio puede ser desde dos días antes de la inflamación de la glándula parótida y hasta nueve días después. Tiene un periodo de incubación de dos a tres semanas.

En el niño, las manifestaciones suelen ser solo un aumento de volumen de la parótida (glándula que produce saliva y se encuentra a ambos lados de la cara) de uno o de los dos lados de la cara y suele ser benigna. Cuando tiene manifestaciones fuera de la glándula, generalmente en los adultos, puede causar inflamación del cerebro; en los varones después de la pubertad puede causar inflamación de los testículos que rara vez produce esterilidad. En niños es la causa más frecuente de sordera unilateral en la infancia por causa de virus.

 

Puedes leer más artículos similares a La vacuna triple vírica para bebés, en la categoría de Salud en Guiainfantil.com.