Motivar a los adolescentes a ser responsables y hacer tareas de casa

¿Cómo fomentar la autonomía y el respeto en la adolescencia?

Patricia Pérez
Patricia Pérez Maestra Montessori

Se suele decir que la adolescencia es una etapa compleja, pues es un paso intermedio entre la niñez y la edad adulta. Nuestros hijos van adquiriendo algunas habilidades y valores esenciales para su futuro. En esta ocasión, hablamos sobre cómo podemos motivar a nuestros adolescentes a ser responsables, autónomos y, por tanto, a colaborar y comprometerse en las tareas de casa.

En esta etapa, los adolescentes necesitan más que nunca de la guía de los padres pero con una mayor flexibilidad acerca de límites e intimidad para que se sientan escuchados. Por ello, la negociación y la empatía son dos claves a la hora de educar en la responsabilidad en la adolescencia.

¿Cómo conseguir que los adolescentes sean responsables?

Adolescentes responsables con las tareas en casa

Algo que deben hacer los padres es tener empatía con los cambios que están pasando sus hijos adolescentes, para que se sientan comprendidos y no juzgados. Pero hay que resaltar que, si ha existido una serie de actividades donde se trabaja la autonomía desde la infancia, estos adolescentes serán capaces de ser mucho más independientes y responsables. Aun así, siguen necesitando de la guía y compañía de los padres (aunque no quieran reconocerlo en voz alta).

Un ejemplo de ello, es el estudio de 'Relaciones entre empatía y teoría de la mente en niños y adolescentes', realizado en 2018 por personalidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata, donde se muestra que, los niños poseen capacidades empáticas que logran expresar con facilidad, mientras que los adolescentes son más retraídos pero siguen preocupándose por su alrededor.

En esta etapa, los jóvenes necesitan sentirse más autónomos que nunca, para demostrar sus capacidades propias. Por eso necesitan de actividades que sean retadoras para ellos, siempre y cuando puedan centrarse en un ambiente controlado, es decir, que no supongan un peligro para ellos. Enseñar a los adolescentes a ser responsables es una tarea que comienza en el hogar con pequeños gestos como, por ejemplo, comprometerse con algunas tareas de casa adecuadas a su edad.

Cómo lograr que los adolescentes hagan tareas de casa

Tareas de casa para los adolescentes

En este caso, presentamos una serie de tareas de casa sencillas para que los adolescentes puedan empezar a ser más responsables e independientes. Para que tus hijos se hagan cargo de ellas, puedes sentarte a hablar con ellos para negociar quién va a hacer qué y los motivos detrás de estas responsabilidades: colaborar en el mantenimiento de una casa en la que vivimos todos juntos.

1. Ir de compras al supermercado
Puedes darle a los adolescentes una lista de compras para los alimentos que se necesitan para el día o la semana. Luego pueden ordenar esas compras que han hecho en la despensa o nevera. Esto le hará partícipe de una tarea de casa más compleja pero muy necesaria si queremos comer cosas ricas.

2. Tener una buena organización en sus habitaciones
Tal y como organizar el armario, el escritorio de estudio, sus estantes, etc. Esto les ayudará a mantener el orden sobre el caos que es tan común en las habitaciones de los adolescentes, dándoles la oportunidad de que ellos puedan elegir cómo organizarlas.

3. Tomar decisiones que los involucren
Aquí se trata de dejarles expresar sus opiniones y debatir su punto de vista, sobre algunos asuntos domésticos que les incumben. Por ejemplo, podemos negociar con ellos la ropa que quieren comprar, usar o desechar, la forma en que quieren ver su habitación, las actividades que quieren realizar fuera de la escuela, etc. Tener cierto poder de decisión les resultará muy motivador.

Que tus hijos adolescentes sean responsables

4. Lavar y planchar la ropa
Esta es además una habilidad que necesitarán en el futuro, lo que los lleva a asegurarse de que tengan ropa limpia. Se trata de una tarea de casa en la que los adolescentes pueden ayudar pero, si queremos que sepan cómo hacerlo, tenemos que enseñarles y dejarles practicar para favorecer su motivación.

5. Pueden aprender a cocinar recetas más complejas
Siempre, con la ayuda de sus padres al principio para conocer los riesgos que pueden tener en la cocina, como quemaduras o cortadas. Poco a poco, tus hijos se irán familiarizándose con los ingredientes e irán responsabilizándose de algunos de los procesos de elaboración de nuestras recetas.

6. Cuidar de sus hermanos o mascotas
También pueden cuidar a primos menores o sacar a pasear a las mascotas del hogar, darles de comer, llevarlos al veterinario, bañarlos, cuidarlos, etc. Se trata de que nuestros hijos sean responsables y que aprendan a comprometerse, pero no podemos cargarles con obligaciones que exceden lo adecuado.

7. Gestionar su economía
Administrar el dinero que reciben los jóvenes por sus mesadas o pagas, regalos de cumpleaños o por algún trabajo los lleva a generar prácticas de ahorro y control de gastos. Así pueden tener un poco más de libertad económica para salir de paseo, ir al cine con amigos, comprarse algo que quieran, salir a comer, etc. Y, sin duda, les estaremos enseñando a ser más responsables.

La autonomía y el compromiso en la adolescencia

La autonomía y responsabilidad en la adolescencia

Siempre hay que tener cuidado en discernir entre dos conceptos (similares pero diferentes) que están muy relacionados a la adolescencia: libertad y libertinaje. Hay que dejar claro a los jóvenes (y también a los padres) que la autonomía que los adolescentes van adquiriendo en esta etapa viene de la mano de ciertas responsabilidades. Así que esto no es un pase libre para hacer lo que quieran y a su vez, necesitan de la guía de los padres para experimentar cosas nuevas.

Esta tiene que ser una respuesta intrínseca del mismo adolescente, que sea capaz de equilibrar las responsabilidades con su independencia. Por ello, debemos enseñar a nuestros hijos que todas sus acciones van a generar consecuencias tanto positivas como negativas. Para ello, debemos trabajar desde la más tierna infancia en la aceptación y el aprendizaje a partir de los errores.

Eso sí, una vez que un adolescente toma una decisión y quiere hacer algo que lo beneficie o le guste (siempre que cumpla ciertos criterios de seguridad y serenidad), los padres deben respetarle y así, se logra tener un respeto mutuo. Es importante para evitar que nuestros hijos adolescentes caigan en la rebeldía por desafiar a sus padres.

Puedes leer más artículos similares a Motivar a los adolescentes a ser responsables y hacer tareas de casa, en la categoría de Comunicación y socialización en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: