Beneficios de los higos para los niños

Las grandes ventajas de incorporar higos en la dieta de tu hijo

Estefanía Esteban

De entre todas las frutas, una de las menos consumidas por los niños quizás sean los higos, una fruta del mes de septiembre que aporta sin embargo fabulosos beneficios para los más pequeños.

Y si bien es cierto que hay que tener cuidado al principio por si pudiera dar en tu hijo alguna reacción alérgica, una vez superada la prueba, es bueno que los incorpores a su dieta. Te explicamos por qué: descubre los grandes beneficios de los higos para los niños. 

6 beneficios de los higos para los niños que te sorprenderán

Beneficios de los higos para los niños

El higo es una fruta dulce y deliciosa, originaria de Turquía y muy valorada por sus múltiples propiedades. Era muy popular en la Antigua Grecia y lo consumían mucho los atletas, por la cantidad de energía y minerales que les proporcionaba. 

El higo es una fantástica opción para comer como postre, en el desayuno, o en preparados como puede ser una deliciosa mermelada. Y, una vez que hayas comprobado que tu hijo no tiene ninguna reacción a esta fruta, sería muy bueno que la incorporaras a su dieta. Esta son las razones, los grandes beneficios de los higos para tu hijo:

1. Aporte rápido de energía: Si tu hijo es muy nervioso y movido, o le gusta practicar varios deportes, el higo será un gran aliado. Ofrece un aporte rápido de azúcar y energía que le vendrá muy bien. Es fantástico también para niños con bajo peso.

2. Gran aporte de fibra: Otro de los beneficios del higo es la fibra, por lo que se hace indispensable en el caso de niños con problemas de estreñimiento. Además, se trata de una fibra que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

3. Combate la obesidad: Tal vez te extrañe, ya que el higo parece una fruta extremadamente dulce, y se suele pensar que es una de las frutas que más engordan. No es así, y de hecho, los higos aportan solo unas cuantas calorías más que una manzana (74 calorías cada 100 gramos). Además, su azúcar está compuesto de fructosa, glucosa y sacarosa (azúcar del bueno).Y gracias a su poder saciante, son excelentes para combatir la obesidad.

4. Gran aporte de minerales: Los higos aportan minerales en abundancia, como el potasio, el calcio, el magnesio, el fósforo y el hierro. De hecho, el higo es la fruta que más calcio aporta de todas, y su gran aporte en magnesio asegura además la fijación del calcio. Es ideal por tanto para que los niños, en pleno crecimiento, desarrollen unos huesos fuertes y sanos. Eso sin contar con que además los higos aportan buenas cantidades de manganeso, muy necesario en la formación de los huesos y tejidos. 

5. Vitaminas: El higo es una fruta con muchas vitaminas. Si los consumes frescos, te aportarán vitamina B1, B5 y B6, mientras que los higos secos te ofrecen grandes cantidades de vitamina K.

6. Disminuyen el azúcar en sangre: Además de regular el tránsito intestinal, los higos regulan los niveles de azúcar en sangre, combatiendo así la diabetes.