Mermelada de higos. Receta con fruta para toda la familia

Aprende a hacer tu propia mermelada casera de higos para el desayuno de los niños

Estefanía Esteban

Los higos tienen muchísimos beneficios para la salud (para tu salud y para la salud de tus hijos): reducen los niveles de azúcar en sangre, son ricos en antioxidantes y fortalecen el corazón. 

Puedes aprovechar todas las propiedades de los higos mediante la elaboración casera de mermelada de higos. Si quieres aprender a hacerla, solo tienes que seguir este paso a paso. 

Cómo hacer, paso a paso, mermelada de higos para toda la familia

Ingredientes:

  • 500 gramos de higos
  • 200 gramos de azucar
  • 1 manzana
  • 150 ml de agua
  • 1 limon

Hacer una mermelada en casa no es complicado y si te atreves a hacerla, descubrirás sus grandes beneficios. Sobre todo, tienes la ventaja de que podrás elegir la cantidad de azúcar que quieres incorporar. Habrá que consumirla en menos tiempo, sí, al no llevar conservantes, pero el sabor te sorprenderá, además de ser una forma mucho más sana de consumir mermelada.

Mermelada de higos para toda la familia

Para elaborar la mermelada de higos, solo necesitas seguir este paso a paso, y dedicarle, eso sí, un poco de tiempo: 

1. Vierte el agua en una cacerola y ponla al fuego (a fuego medio).

2. Añade el zumo de un limón.

3. Lava muy bien los hijos y corta el rabito. Córtalos en trocitos pequeños y échalos en el agua. 

4. Pela la manzana y pártela en trozos pequeños. Añádela a la cacerola junto los higos.

5. Deja que hierva todo durante 15 o 20 minutos (aproximadamente).

6. Añade el azúcar y deja que hierva unos 15 minutos más. No te olvides de remover de vez en cuando para que la fruta no se pegue a la base de la cacerola.

7. Si notas que la mermelada ya tiene una buena textura, retira la cacerola del fuego.

8. Desinfecta muy bien los tarros de cristal que vayas a utilizar para guardar la mermelada. seguramente necesites dos. Echa la mermelada y ciérralos bien. Dale la vuelta y déjalos así (boca abajo) unos minutos. 

9. Vuelve a dar la vuelta a los tarros y cuando estén fríos, mételos en la nevera. 

¡Ya tienes tu mermelada de higos, lista para probar! Debes consumirla en el plazo de un mes aproximadamente.

Observación: si quieres que tu mermelada no tenga ningún trozo de fruta, debes triturar bien los higos y la manzana antes de verterlo en el agua.