Qué hacer ante un exceso de producción de leche mientras das el pecho

Los beneficios de la lactancia materna son múltiples tanto para el bebé como para la madre

Meybol Lorena Ramírez

Así como hay madres que se preocupan porque creen que no producen leche suficiente, en el otro lado nos encontramos con aquellas mujeres que tienen una producción de leche excesiva y no saben qué hacer para controlarla. ¿Qué hacer ante un exceso de producción de leche mientras estás das el pecho? Si este es tu caso, no dudes en leer este artículo: en el que te damos algunos consejos para ayudarte a superar esta situación que, aunque inusual, es muy molestosa. 

4 consejos para mujeres con un exceso de producción de leche mientras amamantan

producción excesiva de leche mientras das el pecho

Y es que no solo le resulta molestoso a la mamá, quien tiene esa sensación permanente de pechos muy cargados, con goteo constante, y que muchas veces hasta se manchan la ropa, también puede resultar desagradable para el bebé, porque con tanta producción de leche se atraganta fácilmente sin saber cómo regular la salida de la misma. Esta situación puede provocar llanto en el bebé por la rabia de no poder alimentarse adecuadamente, incluso, pudiendo rechazar el pecho por este motivo. 

Muchas madres lactantes se preguntan a qué es debido y la respuesta es sencilla. Durante las primeras semanas de vida de tu bebé, la cantidad de leche que produces puede ser mayor a la que él necesita, debido a que la hormona que produce la leche, llamada prolactina, está en tu sangre en picos elevados debido a la succión constante de tu bebé. Tus pechos no están 'educados' o 'regulados' sobre qué cantidad es la que necesitan producir para poder cubrir las necesidades de leche de tu bebé y quedar por debajo de lo que demandaría, así que se da un exceso que, poco a poco, se dirá regulando. 

No hay que olvidar que el pecho funciona como una fábrica, es decir, entre más se venda el producto, el fabricante produce más; de igual manera sucede con el pecho, entre más succión haya o mayor extracción de leche se realice, ¡mayor será tu producción! ¿Qué puedes hacer? Primero tener calma y paciencia, y después seguir estos consejos que a continuación paso a detallarte: 

1.Extraer leche previo a la toma de tu bebé al pecho
Eso sí, debes sacar poca cantidad, porque si extraes demasiado y dejas el pecho vacío, estimularás a la producción de leche y no estarías resolviendo la situación sino por el contrario, agravándola; al extraer solo un poco de leche, el bebé se prenderá sin dificultad, porque el flujo disminuirá de manera considerable. Además, con este gesto evitas que el peque tome la leche del inicio de la mamada, que es muy rica en lactosa - presente en los síntomas característicos como cólicos o gases - obteniendo más leche del final de la mamada, rica en ácidos grasos (sacia el hambre, ayuda a aumentar de peso y a crecer).

2. Cambia la posición de dar el pecho
Sería ideal que amamantarás a tu bebé acostada o tumbada; en la posición de caballito, en la que el bebé lo sientas al frente de tu pecho; o acostada con la espalda hacia la cama y el bebé encima de tu pecho. Estas  son las posiciones que más te favorecerán, ya que el flujo será menor.

3. Intenta dar tomas largas de un mismo pecho
Si el bebé se desprende del pecho y a los 20minutos o una hora vuelve a pedir, ofrécele el mismo, de esta manera el otro pecho se llenará de una sustancia llamada Factor Inhbidor de lactancia (FIL), que envía una señal al cerebro para que no produzcas más leche porque ese pecho no se está vaciando. Pero debes tener cuidado con esto, porque podría tener el efecto contrario y dejar de producir o tener problemas de mastitis y congestión mamaria. Te recomiendo que a pesar de haber hecho los dos primeros consejos y no te resulte, ¡acudas a un consejero o profesional de lactancia para que te ayude con este método!

4. Usa protectores de lactancia
Para que absorban la leche, no te manches la camiseta si estás en en un lugar público y no sientas las molestias típicas de la producción de leche excesiva. 

Y, por último, no desesperes. Esto es solo pasajero y una vez instaurada la lactancia materna, tus pechos sabrán regular la cantidad de leche necesaria para tu bebé. 

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer ante un exceso de producción de leche mientras das el pecho, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.