Prolactina alta o hiperprolactinemia. Infertilidad en la mujer

La prolactina alta es una de las causas de infertilidad más común

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Una de las posibles causas de infertilidad en la mujer es la hiperprolactinemia o prolactina alta. 

Va muy asociado al síndrome de ovario poliquístico y a otras alteraciones físicas como la producción de leche sin estar embarazada, la amenorrea u otros trastornos de la ovulación. Pero no hay que preocuparse en exceso, ya que es una alteración hormonal que normalmente tiene fácil solución y que, en la mayoría de los casos, puede tratarse con medicamentos.

La hiperprolactinemia o prolactina alta y la infertilidad en la mujer

Prolactina alta o hiperprolactinemia. Infertilidad en mujeres

La prolactina es la hormona encargada de estimular el crecimiento del pecho de la mujer en el embarazo y la producción de leche materna durante el parto. Sin embargo, también es una hormona que se activa con el estrés, con lo que cada vez más mujeres tienen anomalías en la secreción de esta hormona, ya que el simple hecho de quedarse embarazadas puede alterar su buen funcionamiento.

La hiperprolactinemia se caracteriza por el aumento del nivel de esta hormona en sangre, y se detecta con un simple análisis de sangre, que deberá repetirse a los 20 minutos.

Una excesiva prolactina en la sangre puede producir alteraciones en el ciclo menstrual, trastornos en la ovulación, infertilidad y producción de leche materna fuera del embarazo.

Cuando no estamos embarazadas nuestros niveles de prolactina son normales, pero en el embarazo la hipófisis, glándula donde se produce, aumenta la producción de prolactina para poder amamantar a nuestro bebé tras el parto.

Así, la prolactina impide un nuevo embarazo, y es la razón por la que dicen que cuando estamos dando de mamar no podemos quedarnos embarazadas. Esto no es del todo cierto, ya que sí que nos podemos quedar embarazadas, aunque con menos probabilidades.

Síntomas de la prolactina alta

- Ausencia de menstruación o amenorrea.

Secreción de leche fuera del embarazo.

- Ausencia de ovulación o anovulación.

- Infertilidad.

- Crecimiento del vello o hirsutismo.

- Pérdida del embarazo recurrente.

Causas de la hiperprolactinemia

Puede haber diferentes factores que alteren la prolactina.

1- El estrés, el ejercicio excesivo o la falta de sueño, además de estar ya embarazada o la lactancia.

2- También hay enfermedades asociadas en las que es normal que la prolactina suba, como son el caso del hipotiroidismo, el síndrome de ovarios poliquísticos, la esclerosis múltiple, el lupus, la insuficiencia renal, la cirrosis hepática, o los tumores en la hipófisis. Estos últimos suelen ser la causa en un 30% de los casos de hiperprolactinemia, aunque suelen resultar benignos en su mayoría.

3- Debido a otros medicamentos como los que se toman para la tensión alta, los estrógenos y los medicamentos relacionados con la secreción de dopamina.

Cómo se trata la prolactina alta

Los tratamientos dependen de la causa.

- Si es por el uso de medicamentos, basta con dejar de tomarlos y que tu médico te de otras opciones.

- Si se trata de hipotiroidismo, el médico te prescribirá una hormona tiroidea sintética para normalizar tus niveles de prolactina.

- En otros casos, la hiperprolactinemia se trata con medicamentos orales, normalmente con gran efectividad.

- Solo en casos extremos, en los que los tumores en la hipófisis alcancen más de 10 milímetros, se trata con cirugía o con radioterapia.

Si aún así no consigues quedarte embarazada, la mejor opción es la fecundación in vitro, que consigue un alto porcentaje de embarazo.