Cómo evitar las digestiones pesadas en los niños durante el verano

5 pautas de alimentación para la dieta infantil del verano

Iván Carabaño Aguado

Si el aparato digestivo de tu hijo se muestra especialmente delicado, cuando viajes a tu lugar vacacional se pueden resentir, tanto es así que puede padecer de estreñimiento ante el cambio o, todo lo contrario, diarrea. 

En Guiainfantil.com, vamos a darte una serie de consejos útiles para que hagan la digestión mejor. Verás que son muy sencillos, y que los vais a poder cumplir sin ningún problema. Estas son pautas clave para evitar las digestiones pesadas en los niños durante el verano. 

Consejos para acabar con las digestiones pesadas en los niños

Digestiones pesadas en los niños en verano, ¿cómo evitarlas?

Estas pautas de alimentación en verano ayudan a evitar las digestiones pesadas en los niños y, por supuesto, cuidan y mejoran su dieta diaria: 

- Reduce el consumo de bebidas gaseosas. Las bebidas carbonatadas, con su componente de gas, gustan a muchos niños, si bien conviene tener en mente que son bastante indigestas. No solo por su alto contenido en azúcares libres (salvo que tu hijo las consuma en su variante libre de azúcares), sino porque el propio gas hace que se relaje el esfínter esofágico inferior. Por este motivo, favorecen el reflujo. Recuerda que la mejor manera de que tu hijo se hidrate es con agua.

- Ojo con las frituras. Cuando se prepara una fritura, especialmente si está mal ejecutada (con aceite no limpio, a baja temperatura, etc.), el alimento se embebe de grasa. Y ese exceso de grasa hace que el estómago se vacíe peor. Por esta razón, las digestiones se vuelven más tediosas. Siempre que puedas, te aconsejo que hagas/consumas un cocinado al horno, a la plancha, cocido, o al vapor. Sin ir más lejos, las famosas croquetas o los Nuggets se pueden hornear.

- Cuidado con el kétchup. Hay niños a los que yo llamo niños todokétchup. Son niños que desparraman esta salsa hasta por los garbanzos del cocido. Ten presente que el kétchup industrial tiene una gran cantidad de azúcares libres y además, vinagre. Los azúcares favorecen la flatulencia y el aumento de los movimientos intestinales y el vinagre favorece el reflujo. Así que, no dejes que tus hijos abusen de la famosa salsa roja.

- Menos yogures bebibles. Parecen inocentes, e incluso beneficiosos para la salud, pero su alto contenido en azúcares libres favorece el despeño diarreico. Puestos a elegir, son más saludables los yogures naturales de toda la vida, los de cuchara. Puedes rebajar su sabor ácido con un poco de miel natural, y hacerlos más divertidos con un topping saludable, como unas nueces (si el niño es mayor de cinco años).

- Fruta íntegra, salud asegurada. La fibra de las frutas enteras sirve para atenuar la velocidad de absorción de algunos de los alimentos que consumen tus hijos, y así se consigue que las digestiones se hagan de una manera mucho más sencilla. Así que, en tu hotel o apartamento de destino nunca deben faltar frutas enteras. Mucho mejor enteras que su propio zumo.