Lo bueno y lo malo de freír los alimentos de los niños

Fritura de los alimentos de los niños: ¿sí o no?

Parece extendida la teoría de que la fritura, dado el uso de aceite, es la opción menos indicada si se quiere mirar por la salud, pero, dentro de la fritura, pueden diferenciarse varias modalidades, dependiendo de la cantidad de aceite y el tiempo de cocinado: fritura por inmersión, plancha o por ejemplo, saltear. En Guiainfantil.com te contamos cuál es la más indicada para cocinar los platos de nuestros hijos.

 ¿Es saludable freír los alimentos que comen los niños?

Fritura para niños: sí o  no

- La fritura por inmersión requiere que el alimento se coloque dentro del aceite por completo, sumergido, a una temperatura diferente en función del alimento que se vaya a cocinar.

- El cocinado a la plancha, por su parte, utiliza una pequeña cantidad de aceite a muy altas temperatura para un cocinado rápido.

Ambos métodos conducen a una pérdida de vitaminas mínima, ya que las vitaminas liposolubles no son demasiado sensibles al calor, y las hidrosolubles no se pierden al estar en un medio oleoso. Sin embargo, ambos suponen que el alimento aumente su cantidad de grasa, ya que absorbe gran parte del aceite de fritura. Como beneficio, si se utiliza un aceite saludable, puede que los ácidos grasos que se absorban sean mono o poliinsaturados, y también alguna vitamina liposoluble, como la vitamina E. 

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que el aceite de fritura alcanza temperaturas muy elevadas, por lo que no todos los aceites son buenos para ello. A partir de cierta temperatura, comienzan a generarse sustancias indeseables, algunas de ellas potencialmente cancerígenas, sobre todo si el aceite se reutiliza o se sobrecalienta.

Los estudios más recientes abogan por que el aceite de oliva es el más recomendable frente al de girasol, por ejemplo, ya que aguanta temperaturas más elevadas sin sufrir transformaciones en su composición molecular. 

Sin embargo, y aunque parezca mentira, el salteado, o la fritura a elevada temperatura con muy poco aceite mientras se remueven los alimentos continuamente, es uno de los métodos de cocinado con aceite más saludables, ya que se producen pocas sustancias carcinógenas, se añade poca grasa extra al alimento y se retienen un alto número de nutrientes

Consejos a la hora de freír con aceite

- En la medida de lo posible, evitar el uso de aceites para cocinar, pero sobre todo, evitar la reutilización y el sobrecalentamiento de los aceites.

- Si el aceite echa humo, conviene descartarlo, porque ese humo significa que se están produciendo sustancias potencialmente tóxicas para la salud.

- A la hora de elegir un aceite para freír por inmersión, conviene recordar que, si bien son los aceites de coco o de palma los que mejor aguantan las temperaturas de cocinado, su contenido en grasas saturadas no es adecuado para la salud, por lo que el aceite de oliva parece la mejor opción.

- Además, el aceite debe estar a la temperatura apropiada durante toda la fritura y cubrir por completo el alimento, para formar rápidamente una especie de costra, ya que, en caso contrario, la tendencia es a absorber aún más grasa.