Recomendaciones dietéticas para adolescentes vegetarianos

Adolescencia y vegetarianismo, ¿qué dieta llevar para obtener los nutrientes necesarios?

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Uno de los problemas más frecuentes a los que, como padres nos enfrentamos, en lo referente a la alimentación de nuestros hijos, es su consumo de frutas y verduras. Con la llegada de la adolescencia, podemos encontrarnos con dos posibilidades, un empeoramiento de la actitud frente a los alimentos de origen vegetal o una mejora extrema, incluso cruzando la línea y comenzando una dieta vegetariana.

Qué deben comer los adolescentes vegetarianos para estar saludables 

Adolescente vegetariano 

Al hacerse mayores, nuestros hijos experimentan un aumento en sus posibilidades de movimiento, se les permite acceder al mundo real sin los padres y tienen libertad para escoger qué hacer en su tiempo libre, lo cual, en muchas ocasiones les conduce, lamentablemente, a la comida basura. Sin embargo, los adolescentes están expuestos también a mucha información que son suficientemente maduros para procesar, a la par que capaces de tomar sus propias decisiones.

Es esta situación, y su reacción frente al maltrato animal, por ejemplo, una de las razones que puede reconducir el planteamiento de su alimentación.

Otras veces es el deseo de mantener una vida sana y un peso equilibrado el que despierta el interés por el consumo de frutas y verduras en lugar de las carnes y otros productos de origen animal.

El adolescente vegetariano tiene que tener en cuenta por un lado que el aporte energético sea suficiente y por otro, que los micronutrientes no se vean comprometidos:

- Proteínas: la calidad de la proteína de los alimentos de origen vegetal puede ser muy inferior a la de los alimentos de origen animal, y el aporte proteico en la adolescencia es clave para conseguir un correcto crecimiento y desarrollo. Si el niño es ovo-lacto vegetariano, el consumo de leche y productos lácteos, además de los huevos, es un excelente aporte proteico. En el caso de niños veganos, tendrán que consumir legumbres, combinadas con cereales, con frecuencia.

- Energía: los alimentos de origen vegetal tienen en general un contenido calórico mucho más bajo que los de origen animal, por lo que el volumen de comida que debe ingerir el adolescente es necesariamente mucho mayor.

- La vitamina B12 se encuentra en exclusiva en los alimentos de origen animal, siendo necesario consumir suplementos si el niño ha decidido seguir una dieta vegana. Es conveniente consultar al pediatra al respecto.

- El calcio, si se consumen leche y lácteos no es problemático, pero en caso contrario, debe prestarse especial atención a su aporte mediante fuentes alternativas.

- El hierro es otro de los nutrientes que pueden verse comprometidos al seguir una dieta vegetariana. Las legumbres y las verduras de hoja verde son las fuentes de hierro más recomendables y, para conseguir una mejor absorción de este hierro no hemo, es beneficioso combinar su ingesta con alimentos ricos en vitamina C.

Si el adolescente está activo y sigue una dieta equilibrada, la dieta vegetariana es perfectamente factible en la adolescencia, siempre que se sigan las recomendaciones necesarias para no perjudicar esta etapa de intenso crecimiento.