Consejos de alimentación para niños con gastroenteritis

Qué deben comer los niños que sufren de gastroenteritis

La gastroenteritis es una de las enfermedades más comunes en la infancia. Su causa pueden ser virus o bacterias, ya sean procedentes del ambiente o de alimentos en mal estado, como la salmonelosis.

¿Deben los niños con gastroenteritis hacer dieta?, ¿debemos insistir en que coman?, ¿cuál es la mejor alimentación en estos casos? En Guiainfantil.com te aclaramos cómo debe ser la dieta de un niño si sufre este trastorno.

La mejor alimentación para niños con gastroenteritis

Alimentos para niños con gastroenteritis

Su sintomatología comprende básicamente los vómitos y/o la diarrea, acompañados de dolor de estómago y retortijones, y en ocasiones de fiebre, ya que es uno de los mecanismos de defensa del organismo frente a las infecciones. Además, y dado que el tracto gastrointestinal es el más afectado, se acompaña de una pérdida de apetito que causa alarma en los padres, pero que si se trata de un niño sano, no presenta un peligro para la salud. 

Aunque las gastroenteritis son incómodas y desagradables para los más pequeños, suelen desaparecer solas en un plazo de alrededor de una semana. Conviene sin embargo estar alerta y consultar al médico en caso de niños más pequeños o cuando no se vea una evolución favorable. Además, debemos garantizar una alimentación adecuada para niños con gastroenteritis, no te pierdas estos consejos:

- Existe un alimento, uno solo, indispensable en casos de gastroenteritis y/o diarreas: el agua, ya que la deshidratación es uno de los problemas secundarios asociados a esta enfermedad. Tanto los vómitos como la diarrea, incluso más esta última, generan una pérdida de líquidos muy elevada en el organismo, y más aún cuando son niños pequeños, por lo que es vital reponerlos. Además de la necesidad de agua, se pierden también electrolitos, por lo que los minerales son muy deseables acompañando al agua de bebida. 

- Aunque el agua es la mejor opción -el suero no suele ser de su agrado- cualquier bebida no demasiado azucarada, zumos, o incluso frutas con alto contenido en agua en diferentes formatos, incluidos polos o smoothies, son deseables, ya que la hidratación es lo más importante en el curso de una gastroenteritis.

- Por lo demás, no existe ninguna dieta para curar la gastroenteritis, ningún alimento va a aliviar los síntomas ni a acelerar la recuperación del niño, por lo que únicamente podemos fiarnos del estado físico y los deseos de nuestros pequeños, siendo prioritario escuchar y satisfacer sus necesidades por descabelladas que sean. Debe respetarse su ritmo y, aunque ofrecerles comida nunca está demás, es mejor no excederse ni forzarle, y tener en cuenta que es más probable que esté dispuesto a comer sus comidas favoritas que otras que no son de su agrado. Es mejor ofrecerlas en pequeñas porciones para que el niño no se sienta agobiado, hacerlo de manera frecuente o simplemente dejarlo a su alcance. 

- Aunque no existe regla general en estos casos, los alimentos sólidos son más fáciles de mantener en el estómago que los líquidos en caso de que la gastroenteritis curse con vómitos, y los carbohidratos complejos (arroz, pan, pasta, patatas…) son más fáciles de digerir que aquellos más grasos, como los fritos. 

- Además, para ayudar a recuperar la microflora intestinal, los alimentos fermentados como los yogures, son muy deseables, ya que las bacterias que contienen son aliadas del sistema inmune para combatir la infección y prevenir una nueva.