5 claves para mantener la habitación de los niños ordenada

Ideas para que el cuarto de tus hijos esté ordenado

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Una casa pequeña puede ser un auténtico suplicio a la hora de ordenar los millones de cosas que tienen los niños. Son los más pequeños pero los que más ocupan, así que es posible que sea una obra de ingeniería pensar dónde poner aquel juguete nuevo que les han regalado por su cumpleaños o... ¡todos los regalos de Navidad!

En Guiainfantil.com te invitamos a descubrir estos trucos para mantener ordenada la habitación de los niños.

Trucos para poner orden la habitación de los niños

Cómo mantener la habitación de los niños ordenada

1- Compra muebles prácticos: Si tienen que compartir habitación con algún hermano es imprescindible minimizar la cantidad de muebles que ponemos en la habitación para que puedan tener espacio para jugar y que no recurran a otros espacios de la casa. Lo ideal son las literas que debajo tienen cajones, e incluso las que llevan un armario lateral incorporado o un pupitre debajo de la cama.

2.- Las cajas y cajones son tus mejores aliados: para evitar pisar un trozo de plastilina, dinosaurio o pieza de Lego al entrar en la habitación, los cajones son el mejor invento para estos casos y así los niños pueden recogerlo todo rápidamente. Intenta elegir colores distintos para cada cosa: azul- plastilina, rosa-papeles, amarillo-muñecas… así sabrán donde encontrar cada cosa y no tendrás que oír tan a menudo ese temido “mamaaaaaaaá”.

3- Aprovecha la altura de tu pared: Aunque hay algunas cosas que debes poner a la altura de tus hijos, como el perchero y las cajas donde deben meter sus juguetes, es muy recomendable usar la altura de la pared para poner baldas o estantes donde colocar los juguetes que menos usan, incluso algunos peluches que van acumulando polvo en la cama.

4- Usa baúles y carritos con ruedas: Los baúles son estupendos para esconder todos aquellos elementos que no queremos que se vean y que están por todas partes; una especie de cajón desastre que ellos mismos sabrán administrar a su gusto. Los cajones y carritos con ruedas son perfectos para poner las pinturas y los papeles para hacer manualidades, ya que los podrán mover por toda la casa a la vez.

5- Pon separadores en los cajones: Si quieres que tus hijos sean la perfección del orden, ya solo te queda poner separadores para que cada cosa esté colocada dentro del cajón. Aunque esta opción es para niños más mayores y responsables, los pequeños usarán los separadores para montar casitas en el cajón.

Pero lo más importante es concienciar a tus hijos de que jueguen y recojan su habitación después de cada juego si no quieres encontrar juguetes esparcidos por toda la casa y terminar con las paredes del salón repletas de cuadros infantiles colgados con celo.