Síndrome de aspiración de meconio antes o durante el parto

Riesgos para el bebé si aspira meconio durante el embarazo

El meconio es como se denomina a las primeras heces del recién nacido. Es una sustancia viscosa y espesa de color verde oscuro a negro. Por lo general el bebé lo expulsa hasta 48 horas después de haber nacido.

Pero, ¿qué es el síndrome de aspiración de meconio? Se calcula que entre el cinco y el veinte por ciento de los nacimientos se produce la expulsión del meconio dentro del vientre materno mezclándose con el líquido amniótico. Te contamos qué riesgos existen para el bebé si esto sucede.

Qué es el síndrome de aspiración de meconio

Síndrome de aspiración de meconio

Si se da la circunstancia de que el meconio sale dentro del vientre materno y toma contacto con el líquido amniótico, se corre el riesgo de que el bebé sufra lo que se denomina síndrome de aspiración de meconio. Se produce al ser inhalado por el pequeño provocando una dificultad respiratoria aguda. Y es que las vías respiratorias del bebé se obstruyen, ya sea de manera parcial o total dificultando la respiración y pudiendo desencadenar un trastorno grave o incluso la muerte del bebé.

Aunque en la mayor parte de los casos los trastornos son leves gracias a la intervención de los médicos. Depende de las afecciones previas del bebé y de la cantidad de meconio que inhale. 

¿Qué provoca que el meconio se expulse dentro del vientre materno?

Si el bebé padece sufrimiento fetal y se reduce el aporte de oxígeno, se pueden provocar contracciones intestinales en el bebé y la relajación de sus esfínteres favoreciendo la expulsión del meconio dentro del útero.

Otros factores que pueden provocar la aparición del síndrome de aspiración de meconio son el retraso en el parto, un parto largo, o hipertensión o diabetes en la madre, entre otros. En algunas ocasiones, los bebés no muestran indicios de sufrimiento fetal durante el parto  y aún así expulsan meconio antes de nacer. 

Si el bebé sufre el síndrome de aspiración del meconio puede presentar los siguientes síntomas:

- Antes de nacer puede tener baja frecuencia cardiaca que nos puede indicar que está sufriendo este síndrome.

- Baja puntuación en el test de Apgar en el que se evalúan los reflejos, el tono muscular, la respiración, el color o la frecuencia cardiaca.

- Flacidez.

- Piel azulada o verdosa.

- Problemas respiratorios

- Signos de que el bebé ha nacido con retraso como por ejemplo tener las uñas muy largas.

¿Cómo tratar el síndrome de aspiración del meconio?

Es difícil detectar el meconio dentro del útero. Si el bebé presenta signos durante el parto de haber inhalado esta sustancia el equipo médico valorará los posibles efectos y observará al bebé durante las primeras 24 horas pudiendo realizar análisis de sangre o radiografías de tórax. El pediatra podrá extraer los restos de meconio con un laringoscopio en la tráquea y auscultará la respiración del bebé. 

En los casos graves los bebés pueden necesitar de cuidados intensivos neonatales, antibióticos, y oxigenoterapia.

La mayoría de los bebés que sufren el síndrome de aspiración de meconio mejoran en pocos días, aunque en algunos casos esta dolencia les puede provocar mayor riesgo de desarrollar a futuro enfermedades en las vías respiratorias como asma.