Cómo mejorar la relación con tu ex pareja cuando hay hijos de por medio

Pautas para llevarte bien con tu ex evitando dañar a los niños

¿Cómo tener una buena relación con tu ex pareja cuando hay hijos de por medio? Este tema es uno de los que más preocupa a los padres. Está claro que si no fuisteis capaces de entenderos cuando estabais casados todavía será más complicado hacerlo estando divorciados.

Existen muchos asuntos que tratar cuando existen hijos en común y es casi imposible que tu ex pareja desaparezca totalmente de tu vida cuando hay muchas cosas en las que ponerse de acuerdo. 

Claves para mejorar la relación con tu ex pareja si hay hijos de por medio

Cómo tener una buena relación con tu ex pareja por el bien de tus hijos

Hay que asumir que deberás hablar con tu ex pareja, y por lo tanto, cuanto más relajada sea esta nueva relación mejor para todos. Lo más importante para los hijos cuando una relación se rompe es que los padres tengan un vínculo cordial. No hace falta que seáis amigos, pero sí guardaros respeto mutuo y ser capaces de conversar sobre los asuntos en relación a ellos. Tened en cuenta que los dos tenéis algo en común para toda la vida: los hijos. 

Así que aquí te dejo algunas claves para que la relación con tu ex sea lo mejor posible si tenéis hijos:

1- No utilices a tus hijos como mensajero o moneda de cambio. Los dos sois personas adultas y debéis tened en cuenta que el niño debe quedar al margen de vuestros problemas. Siempre que se pueda intentad solucionar las diferencias entre vosotros sin que vuestros hijos se enteren.

2- No faltes el respeto a tu ex pareja. Debes predicar con el ejemplo, si durante toda la crianza del niño le has enseñado que debe respetar a sus amigos y compañeros, ahora es el momento de enseñarle que tú también lo haces aunque en el fondo estés repleto de ira. Habla con tu ex de la manera más respetuosa posible, sin insultos ni gritos, incluso aunque el otro no responda positivamente, tu hijo lo agradecerá. Imagina que es un compañero de trabajo con el que tienes un objetivo común: tus hijos.

3.- Intenta decir algo bueno a tu ex pareja. Cuando habléis por teléfono, u os veáis en los intercambios, no muestres toda tu ira, piensa en algo positivo y sé capaz de decir algo bueno del otro para que el ambiente se relaje, poco a poco tu ex sabrá apreciar esos pequeños detalles, y bajará la guardia.

4- No hables mal a tu hijo de tu ex pareja. Se trata de su madre o de su padre, no debes hacerle sentir culpable por quererle. Aunque quieras desfogarte tu hijo no es la mejor persona para escucharte y crearás un mal ambiente. Además, si tu hijo es pequeño terminará por contárselo a tu ex pareja y volveréis a discutir por ello.

5- Aunque tengáis por escrito los horarios y días de custodia, siempre que no provoque una discusión y estéis los dos de acuerdo, sé flexible. Los niños lo agradecerán.

6- Intenta no tocar temas candentes delante del niño cuando os veáis. Háblalo por teléfono o cuando él no esté delante. 

7- Podéis mandaros email para poneros al corriente de las cosas importantes.  Por carta es imposible gritarse.