Mitos y verdades sobre el cáncer infantil

Dudas frecuentes y falsas creencias sobre el cáncer en niños

Alba Caraballo Folgado

Tener un diagnóstico de cáncer en el niño es devastador para los padres, el simple hecho de saber que su hijo tiene una enfermedad que en ocasiones es mortal y que además, supondrá atravesar por un tratamiento complicado hace que muchos padres se pongan en lo peor.

La falta de información y el desconocimiento hacen que además se formen falsos mitos sobre el cáncer infantil. En Guiainfantil.com ayudamos a combatir estas falsas creencias sobre el cáncer en niños.

Qué es el cáncer infantil

Mitos sobre el cáncer infantil

Cáncer es el nombre que se le da a una serie de enfermedades que comparten una serie de características comunes. Existen más de 100 tipos de cáncer y se origina cuando algunas células crecen sin control y terminan formando tumores.

Cuando los tumores entran en el torrente sanguíneo, pueden adquirir la capacidad de invadir a otros órganos del cuerpo humano. Algunos síntomas comunes del cáncer en la infancia son: 

- Dolores intensos de cabeza.

- Fiebre prolongada sin causa aparente.

- Hinchazón abdominal anormal.

- Cansancio, pérdida de peso.

- Infecciones frecuentes.

- Palidez.

- Sensación de frío.

Verdades sobre el cáncer infantil

1. El cáncer infantil tiene peor pronóstico en países de ingresos bajos: la detección tardía del cáncer, las carencias en hospitales y el poco acceso al tratamiento hace que en entornos poco desarrollados exista una mayor mortalidad.

2. El cáncer más común en la infancia es la leucemia: representa una tercera parte de todos los cánceres infantiles. El siguiente más común es el linfoma y tumor en el sistema nervioso central. 

3. Algunos cánceres frecuentes en adultos no afectan casi a los niños: el cáncer de mamá, de pulmón o de colon son muy raros en niños.

4. El mejor tratamiento es el diagnóstico precoz: detectar la enfermedad en sus primeros estadios es fundamental para la cura del cáncer infantil.

Mitos sobre el cáncer infantil

1. El cáncer en niños no se cura: aproximadamente el 80% del cáncer en niños se cura. Son niños que sobreviven durante cinco años o más después del diagnóstico. 

2. El cáncer es una enfermedad frecuente en niños: todo lo contrario, es poco frecuente. Las tasas mundiales de niños afectados por esta enfermedad oscilan entre el 50 y 200 niños por millón.

3. El cáncer es contagioso: no se contagia como un catarro, sólo puede pasar de persona a persona en el caso de trasplantes de órganos y tejidos. Si el niño ha recibido un órgano de un donante con cáncer, podría tener en el futuro más riesgo de padecerlo relacionado con ese órgano. Sin embargo, el riesgo de que esto ocurra es muy bajo.

4. Hay hierbas y tratamientos medicinales alternativos que curan el cáncer: rotundamente no. No existe ningún producto homeopático capaz de curar el cáncer.