El increíble método Oomba Loomba para dormir al bebé en un instante

Observa cómo dormir al bebé en menos de un minuto con el método Oomba Loompa

Después de ver este vídeo recordarás al instante las interminables horas que pasabas paseando al bebé buscando de forma desesperada unos minutos de tranquilidad... Y es que, a muchos bebés les cuesta muchísimo conciliar el sueño. Hay padres que han probado de todo: el ruido blanco del secador o la lavadora en fase de centrifugado, el paseo en coche, el suave balanceo del moisés... Nada como esta técnica: el increíble método Oomba Loomba para dormir al bebé en un instante. ¿Quieres aprender a hacerlo? Aquí lo tienes. 

Este es el vídeo del increíble método Oomba Loompa para dormir al bebé en un instante

¿Pero de verdad es tan sencillo? Resulta que solo hace falta un suave balanceo de un lado a otro (¡de forma muy suave!) mientras sostenemos con cuidado la cabecita del bebé y repetimos de forma rítmica Oomba Loomba, Oomba Loompa, Oomba Loompa, ¡oh!, Oompa Loompa, Oomba Loompa, Oomba Loompa, ¡oh!... así, en plan hipnótico, mientras comprobamos cómo el bebé se relaja y cierra plácidamente los ojitos.

Recuerda: para que funcione esta técnica, debes balancear al bebé de un lado a otro mientras repites las palabras 'Oomba Loompa'. En el momento en el que digas, '¡Oh!, mueves al bebé ligeramente arriba y abajo. A este papá le funciona. Pero, ¿por qué? 

El método Oomba Loompa es similar al método del 'Oooom' para dormir a un bebé. Algunos bebés no se duermen con estos métodos, es cierto, pero sí se relajan. Y tal vez tenga que ver con el poder de la vibración de la 'O'. Cuando generamos un Oooom o un Oomba Loompa, al tiempo que movemos con suavidad al bebé, le ayudamos a relajarse, y le invitamos al sueño. ¿O tal vez será por la repetición de la palabra? Es cierto que a menudo cuando nos repiten de forma insistente una palabra, nos causa sopor.. y éste, sueño...

Sea como sea, por intentarlo, no se pierde nada, ¿no crees? Y si no, tienes otros muchos otros métodos para conseguirlo.

Otros 7 trucos para conseguir dormir al bebé en tiempo récord

Método Oomba Loompa

Existen muchos trucos y técnicas de lo más variopinto para conseguir que nuestro bebé se duerma. Desde el método de la servilleta (sí, has oído bien: servilleta), hasta la clásica nana de 'Arrorró mi niño'... Aquí las tienes todas resumidas:

1. Técnica de la servilleta para dormir al bebé: Esta técnica consiste en pasar de forma muy suave una servilleta de papel por el rostro del bebé. La sensación de 'cosquilleo' hará que el bebé se relaje muchísimo. Hay personas que aseguran que es el único método con el que consiguen dormir al bebé en menos de un minuto.

2. Técnica del Oom para dormir al bebé: Es una técnica muy similar a la de Oomba Loompa, pero se debe hacer con una voz grave e intentando que el 'Oooom' vibre con intensidad. Es la vibración de esta palabra la que tranquiliza al bebé al instante.

3. Técnica del ruido blanco: Muchos padres recurren a sonidos ambientales rítmicos para dormir a su hijo. Muchos aseguran que el sonido del secador es infalible, mientras que otros recurren al de la lavadora. ¿Lo intentaste alguna vez?

4. Las nanas: Es el método más tradicional y antiguo. Las nanas, susurradas con una voz suave (los bebés prefieren en este caso las voces femeninas y agudas) ejercen un fascinante poder 'sedante' en bebés (y mayores). Ya sabes lo que dicen: 'la música amansa a las fieras'. 

5. Mecer al bebé: El movimiento rítmico consigue un efecto calmante sobre el bebé. ¿Alguna vez te dejaste mecer en una hamaca? ¿No notaste cómo te relajabas? Imagina lo que supone para un bebé. ¡Magia!

6. Caricias entre las cejas: ¿Alguna vez probaste a crear un suave masaje justo en el entrecejo? Acariciar esta zona del rostro produce una fantástica sensación de relax. ¡Prueba!

7. Técnica del Swaddling: Que en realidad significa enrrollar al bebé en una mantita suave y fina, de forma que se sienta como en el útero materno.