5 maniobras que has de conocer para salvar la vida a tu bebé en caso de emergencia

Conocer medidas de primeros auxilios pueden salvar la vida de tu hijo

Alba Caraballo
Alba Caraballo Directora de contenidos

En general, no valoramos lo importante que es conocer ciertas medidas de primeros auxilios para poder socorrer a nuestros hijos en caso de emergencia. Sólo cuando nos enfrentamos a un caso de atragantamiento, asfixia, pérdida de conciencia en el bebé o convulsiones, nos lamentamos de no saber cómo reaccionar o qué hacer mientras llegan los servicios sanitarios. Pero, es tarde para lamentarse.

Conocer ciertas prácticas marca la diferencia entre la vida y la muerte de un niño, por muy fuerte que suene. No lo dejes para otro día y conoce ya, hoy mismo, de qué cinco maneras puedes salvar la vida a tu bebé.

Formas de salvar la vida a un bebé en caso de emergencia

Formas de salvar la vida a tu bebé

Con la mayoría de madres y padres que conozco hemos tenido que enfrentarnos en algún momento a un episodio angustioso en el que nuestro bebé se atragantó con un trozo de comida, empezó a convulsionar o incluso llegó a perder la conciencia. Yo misma tuve que enfrentarme a una situación que aun hoy me sigue poniendo los pelos de punta: mi hijo se atragantó y dejó de respirar. Llegó a ponerse morado y tras inclinarle hacia adelante, logró respirar de nuevo. Lo que hicimos fue algo instintivo, sin conocimiento ninguno, y desde entonces me prometí aprender qué hacer en estas situaciones.

En muchos casos, los padres entramos en pánico y casi sin saber qué hacer además de bloquearnos, la situación se supera y no hemos de lamentarnos de nada. En otros, la rápida actuación de un padre o una madre ha marcado la diferencia. Pero, en algunos casos, la falta de reacción de los padres o la falta de conocimientos de primeros auxilios terminaron en un fatal desenlace.

En Guiainfantil.com te ayudamos con estas 5 formas de salvar la vida a tu bebé:

- Salvar la vida a tu bebé en caso de asfixia:

1. Comprueba su boca para eliminar cualquier posible resto de comida u otro objeto.

2. Siéntate, gira al bebé y ponlo boca abajo sobre tu muslo o antebrazo. Dale cinco golpes en la espalda.

3. Gíralo de nuevo y busca un punto de compresión en el tórax. Con dos o tres dedos hundimos el pecho en 5 ocasiones. 

4. Giramos de nuevo y realizamos el paso 2 y 3 de nuevo.  

- Salvar la vida a tu bebé si está inconsciente:

1. Busca una respuesta por parte del bebé: toca su mano, llámale por su nombres.

2. Si no despierta túmbale en el suelo y abre sus vías respiratorias inclinándole suavemente la cabeza hacia atrás.

3. Verificar si respira

4. Si está respirando. Sostenlo en la posición de recuperación (más abajo).

5. Si no está respirando realiza la maniobra de RCP. 

- Salvar la vida a tu bebé si ha parado de respirar:

1.  Llama a una ambulancia y prepárate para hacer la RCP mientras llegan los servicios sanitarios.

2. Colócale boca arriba en una superficie plana y le damos 5 ventilaciones artificiales, espera unos segundos y vuelve a darlas.

3. A continuación realiza 30 compresiones en el tórax del bebé.

4. Vuelve a repetir las dos tandas de respiraciones y las compresiones hasta que lleguen los servicios sanitarios. 

- Salvar la vida a tu bebé si tiene un ataque epiléptico:

1. Retira de su alrededor todo aquello que pueda causarle un daño.

2- Pon algo blando debajo de su cabeza y si lleva ropa que le oprima, desabróchala. 

4- Coloca al niño de lado para que pueda respirar con mayor facilidad y espera junto al niño hasta que la crisis termine.

5- Si la crisis se prolonga en más de cinco minutos o es la segunda consecutiva, llama a una ambulancia. 

- Salvar la vida a tu bebé con la posición de recuperación:

1. Tómale en tus brazos en la posición de mecerle con su cabeza un poco más inclinada que el resto del cuerpo.

2. Llama a una ambulancia.

3. Realiza un seguimiento de su respiración, pulso y nivel de respuesta a estímulos (ruidos, llamarle por su nombre).