Cómo educar a los niños para las habilidades del futuro

¿Cómo preparar a nuestros hijos de cara a las exigencias del futuro?

Andrés París

Hace poco leí un artículo que me hizo reflexionar sobre cómo y para qué debería entrenar o preparar a mis hijos para el futuro.

Las habilidades sociales o las conductuales son las actitudes que más buscan las empresas, entonces ¿deberíamos educar a nuestros hijos para que tengan estas habilidades? y ¿cómo?.

Te contamos cómo educar a los niños para las habilidades del futuro.

Educar a los niños para las habilidades del futuro

Educar a los niños para las habilidades del futuro

El artículo a grandes rasgos decía lo siguiente:

Según el informe Global Recruiting Trends 2018, que encuestó a más de 2.000 líderes del ámbito empresarial, las "soft skills" o habilidades sociales, conductuales que más impactan y en las que más confían las personas son:

- Liderazgo: Que sepa inspirar y dirigir a un equipo hacia un objetivo común, cuente con visión estratégica, mantenga una actitud proactiva o pueda adaptarse al cambio con agilidad.

- Comunicación: Saber interactuar con el resto de compañeros, dominar la oratoria en público y retórica, practicar la escucha activa, la habilidad de influenciar y motivar, transmitir y saber recibir feed back. Son habilidades personales demandadas en la actualidad por las compañías empresariales.

- Colaboración: Trabajo en equipo como forma de trabajo. Trabajar de forma colaborativa y cohesionada.

- Gestión del tiempo: Capaces de organizar su agenda para ser lo más eficientes posibles

A día de hoy, estas son las habilidades o competencias que se buscan en el ámbito laboral, pero ¡ojo!, que también son habilidades personales que son muy útiles para la vida diaria, deportes de equipo, institutos e universidades, etc....

La pregunta que yo realizo es dirigida a los que somos padres: ¿entrenas estas habilidades con tus hijos?, y si es así, ¿como las estás entrenando?

Te muestro cómo deberías entrenar a tus hijos para las habilidades del futuro.

1- Para el liderazgo. Decirte que el liderazgo no es algo innato sino que es algo que se puede entrenar. Las personas pueden tener más o menos dosis de liderazgo sobre todo en función de la posición que ocupan en su familia o entorno. Mi consejo es incidir en que aprendan a adaptarse a los cambios y a tener flexibilidad a la hora de afrontar las nuevas situaciones.

2- Para la comunicación. Me centraría en hablar en público principalmente. Hay que retar a nuestros hijos, provocar situaciones, habituarles a esa situación,  hazle que se prepare textos, cante canciones, lea poesías y os la cuente, que entrene la habilidad de hablar en público.

3- Para la colaboración. Debemos enseñarle a que no se sienta individual, que se sienta parte de uno. Con sus responsabilidades, pero sin la presión de que todo depende de él. Tiene que vivir el espíritu colaborativo y cooperativo a la hora de realizar las tareas.

4- Para la habilidad de la gestión de tiempo. Debemos enseñarle a que lleve su agenda al día, se compromete con sus horarios y sea capaz de gestionar su propio tiempo. Supervisar, y que poco a poco aprenda a gestionarlo aprendiendo de sus errores.