El juego de la ruleta para mejorar la compresión lectora de los niños

Originales maneras de mejorar la comprensión de textos

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

La mayoría de niños que han ido mostrando dificultades en el aprendizaje del abecedario, en las primeras lecturas de palabras e, incluso, lentos en cuanto a la velocidad en la lectura de textos es comprensible que puedan llegar a mostrar dificultades en el siguiente nivel de exigencia de la lectura, la comprensión lectora. ¿Qué podemos hacer con ellos para trabajar esta circunstancia? ¿Por qué no hacerlo a través del juego? Te presentamos el divertido juego de la ruleta para mejorar la compresión lectora de los niños. 

Cómo crear una divertida ruleta para mejorar la compresión lectora de los niños 

el juego de la ruleta para mejorar la compresión lectora de los niños

Durante el primer ciclo de primaria, a los niños ya no solo se les exigirá una correcta lectura en cuanto a velocidad y a evitar ciertos errores, sino también en la comprensión de aquello que leen; no solo en textos de lenguas sino en los propios enunciados y libros de texto de todo el resto de asignaturas (matemáticas, naturales, sociales, etc.). Es por ello que consideramos muy importante poder entrenar esta habilidad sistemáticamente en casa.

A menudo la recomendación principal suele ser la simple lectura de un libro diario, y si bien es cierto que la práctica lectora fomenta la habilidad lectora, es probable que resulte un entrenamiento insuficiente en el caso de una dificultad concreta.

Es por ello que a continuación, desde Guíainfantil.com os propondremos una dinámica muy fácil y divertida para poder hacer desde casa. Para ello solo necesitaremos crear una ruleta para mejorar la compresión lectora de los niños siguiendo los siguientes pasos:

- Cartulina
Escogeremos una cartulina de colores vistosos, que además posteriormente podremos personalizar con dibujos y diferentes tipologías a nuestro gusto. Recortaremos dicha cartulina en dos partes, una en forma circular grande y una pequeña flecha de un tamaño ligeramente menor. El tamaño también puede ser muy variable, incluso haciéndolo muy grande para llamar más aún su atención. Y dividiremos con ayuda de un rotulador el círculo en ocho partes, donde luego apuntaremos las preguntas (más abajo especificadas).

- Clavo
Con ayuda de un clavo, parecido a un clip de oficina, añadiremos la flecha en el centro de la cartulina, asegurándonos que sea posible girar la flecha sin demasiado esfuerzo.

- Preguntas
Las ochos preguntas más esenciales de la mayoría de textos para poder reflexionar sobre aquello que hemos leído y asegurar que se haya entendido correctamente suelen ser: ¿Quiénes son los personajes principales de la historia?, ¿Cuál es el principal problema de la historia?, ¿cómo empieza la historia?, ¿cómo crees que acabará la historia?, ¿cómo te gustaría que fuera el final en la historia?, ¿qué opinas acerca de los personajes?, describe a un personaje y ¿dónde está ambientada la historia? 

¿Ya tienes tu ruleta? A continuación te paso a detallarte la instrucciones para entrenar con la ruleta. Podemos empezar a trabajar a con estas previas premisas:

- Escoger un texto adecuado
Empezaremos escogiendo un texto corto y de vocabulario sencillo y adaptado a la edad del niño, pudiendo ir incrementando la dificultad hasta poder escoger textos más complejos de recortes de revistas e, incluso, diarios o fragmentos de libros escogidos al azar.

- Lectura en voz alta
La lectura del texto o fragmento del texto deberá hacerse en voz alta para luego poder asegurarnos que la respuesta a las preguntas es coherente y que ha entendido el texto.

- Lanzar la ruleta, intercalando preguntas y respuestas
Será más divertido y probablemente más útil para que ellos puedan imitar el estilo de respuestas del adulto, que algunas las conteste el adulto y otras él mismo, eso sí, siempre procurando comentar y reflexionar conjuntamente.

Indicadores para detectar dificultades de compresión lectora en los niños

Si las dificultades en el terreno de la habilidad lectora persisten y afectan al rendimiento académico, es probable y aconsejable que el pequeño acuda a un especialista para descartar un posible diagnóstico de dislexia.

A continuación, te indico cuáles puedes ser la señales de alarma de este trastorno para que estéis atentos en casa y en el colegio:

1. Al niño le resultó difícil aprenderse el abecedario.

2. Comete errores continuos y pausas dentro de la lectura.

3. Su velocidad lectora, pese a entrenar, sigue siendo lenta.

4. Tiene constantes errores de comprensión de textos y enunciados.