Crumble o crujiente de frutas casero. Recetas de postres para niños

Recetas para que los niños tomen fruta

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

El crumble o crujiente de frutas, es una opción deliciosa que se elabora a partir de una base de frutas frescas, cubiertas por una masa crocante irresistible que podréis disfrutar en cualquier momento del día, ya sea como desayuno, postre o merienda.

Completo a nivel de vitaminas; ésta receta de crumble de frutas le encantará a tus hijos por su textura y su sabor. Desde Guiainfantil.com te proponemos llevar a cabo ésta idea con el fin de introducir las frutas en la dieta de los niños de una forma dulce pero saludable.

Ingredientes

  • 2 manzanas.
  • Una cajita de arándanos.
  • Una cajita de moras.
  • 1 limón.
  • Azúcar 100 gr de harina para bizcochos.
  • Sal.
  • 80 gr de mantequilla. 
  • Copos de avena o cereales.

Cómo hacer un crumble o crujiente de frutas casero

1. Comienza lavando las frutas. A continuación pela y trocea las manzanas. Junta todas las frutas en un bol y añádele el zumo del limón y una cucharada de azúcar. Revuélvelo todo y reserva.

Crumble de frutas para niños. Paso 1

 

2. En un recipiente, vierte 80 gr de azúcar, la harina, una pizca de sal y la mantequilla (que ha de estar a temperatura ambiente). Bate los ingredientes hasta que la masa adquiera una textura similar a “migas de pan” y añádele un puñado de cereales o copos de avena.

Crumble de frutas para niños. Paso 2

 

3. Pre calentamos el horno a 180º durante 10 minutos con calor arriba y abajo. Derrite un poco de mantequilla extra en el microondas y úntala en un recipiente de cristal resistente al calor. Vierte las frutas y espolvoréalas con una pizca de harina.

Crumble de frutas para niños. Paso 3

 

4. A continuación, cúbrelas con la masa y hornea 30 – 35 minutos, o hasta que el crumble adquiera un bonito color tostado. Te aseguramos que está... ¡delicioso!

Crumble de frutas para niños. Paso 4