Croquetas crujientes de zanahoria, queso y jamón

Receta saludable de croquetas para la comida, merienda o la cena de los niños

Teresa Guerra

Las croquetas son una apuesta segura con los niños. Una de las recetas más recurrentes para los padres, porque puede prepararse con antelación, suele gustar a todos y admite infinidad de diferentes rellenos.

En esta ocasión te proponemos que prepares unas croquetas crujientes de zanahoria, queso y jamón.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 100 gr de harina
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 250 gr de jamón cocido
  • 100 gr de queso parmesano
  • Aceite de oliva
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal

La receta de las croquetas es así más sana, al llevar verdura, y los niños la comerán sin darse cuenta. Una buena apuesta para cenas con niños y ocasiones de celebraciones familiares como fiesta de cumpleaños, Navidad, etc.

Preparación de las croquetas de zanahoria, queso y jamón 

1. Echa unas cuatro cucharadas de aceite de oliva en una sartén, al fuego medio-alto (también se puede hacer con mantequilla, o la mitad de cada). Picar la cebolla muy fina y echarla a la sartén. Lavar, pelar y trocear la zanahoria y también echarla al aceite caliente.

2. Cuando esté transparente la cebolla, echar la harina y remover. Echar la leche muy poco a poco. Ir añadiendo un chorrito, para que la harina lo absorba bien y no haga grumos. Cuando ya lo haya hecho, añadir un poco más, y así sucesivamente, sin dejar nunca de remover.

3. Seguir añadiendo leche hasta que la bechamel tenga la textura deseada, que quede bastante espesa para que sea más fácil de trabajar.

4. Agregar el jamón en trocitos y el queso parmesano rallado. Corregir la sal y remover hasta que todo se mezcle bien.

5. Echar la masa de las croquetas en una fuente, cubrir con papel film y dejar que repose en la nevera hasta que se enfríe.

6. Poner aceite abundante a calentar en una sartén. Sacar la masa, formar las croquetas con las manos o con ayuda de unas cucharitas. Pasar las croquetas por los huevos batidos y rebozarlas en pan rallado.

7. Freír las croquetas en el aceite bien caliente, moverlas para que se doren bien por igual. Hacer varias tandas si es necesario. Dejar escurrir sobre un plato con papel de cocina y servir.

¡Buen apetito!