8 beneficios del zumo de zanahoria para los niños

Por qué ofrecer a tu hijo un buen zumo de zanahoria

Estefanía Esteban

Es dulce, hidratante y además supone un excelente 'tentempié', para adultos y para niños. Hablamos de las zanahorias, una hortaliza con muchísimos beneficios que también puedes aprovechar mediante el zumo. No la peles, no hace falta. 

Te explicamos por qué debes ofrecer a tu hijo zumo de zanahoria. Descubre los 8 beneficios del zumo de zanahoria para los niños.

Los 8 beneficios del zumo de zanahoria para los niños que debes conocer

Beneficios del zumo de zanahoria para niños

Las zanahorias tienen muchísimas propiedades, y son excelentes para los niños porque les aporta muchísimos beneficios. Estimula el apetito, con los cual son ideales para niños que comen poco, son diuréticas y previenen contra la gastritis.

Sin embargo, estarás pensando que por qué no comerlas crudas. Bien, la razón de ofrecer zumos de zanahoria es que consigues que el niño consuma más cantidad de nutrientes que si le das la zanahoria cruda. Seguramente en crudo, no se coma más de una zanahoria. ¿Sabes cuántas zanahorias lleva un zumo? ¡Entre 4 y 6 zanahorias! Ahora sí, te contamos cuáles son los beneficios del zumo de zanahoria para tu hijo. ¿Quieres saber cuáles son?

1. Protege la vista. El zumo de la zanahoria aporta vitamina A, muy importante para los ojos, pero también algunos compuestos antioxidantes que ayudan a prevenir la pérdida de visión, como son la luteína y la zeaxantina. 

2. Bueno para dientes y encías. La zanahoria ayuda a mantener una boca sana. Si le ofreces a tu hijo la zanahoria cruda, además estarás ayudándole a fortalecer los dientes. El zumo de zanahoria puede actuar de hecho como un enjuague bucal natural. Aporta (en la parte de la piel) los llamados fenoles, con propiedades antibacterianas. Se ha demostrado que son muy eficaces para luchar contra las bacterias y levaduras que transmiten los alimentos.

3. Es bueno para la piel. La zanahoria posee una propiedad muy buena para proteger la piel de los daños del sol. Es el betacaroteno. Además, cuentan con otros componentes muy necesarios para el correcto desarrollo de la piel y el cabello. Son el caroteno y el licopeno. 

4. Previene contra el cáncer. Por increíble que te parezca, el zumo de zanahoria también ayuda a prevenir el cáncer. Algunos estudios han demostrado que el betacaroteno presente en las zanahorias previene el cáncer de ovario, mientras que el poliacetileno, presente en el zumo de zanahoria, es un buen aliado contra la leucemia.

5. Previene el estreñimiento. Las zanahorias son buenas para ayudar a que la digestión sea más ligera. ¿Sabes por qué' Por su gran aporte en fibra, que además ayuda a prevenir el estreñimiento. En este caso, el aporte de fibra es mayor si ofreces a tu hijo la zanahoria cruda, pero el zumo no deja de ser también una buena opción. 

6. Fortalece el corazón. El zumo de zanahoria incluye una gran cantidad de antioxidantes que son muy buenos para el corazón. Cómo? Al ayudar al hígado a procesar la grasa, disminuyen los índices de colesterol y eso repercute directamente en un mejor funcionamiento del corazón. 

7. Bueno para la mente. La zanahoria también cuenta con compuestos retinoides, que mejoran el funcionamiento de la comunicación en el hipocampo, una importante región del cerebro íntimamente ligada con el aprendizaje.

8. Lucha contra la anemia. El zumo de zanahoria aporta un gran contenido de vitamina A, un potente remedio contra el déficit de hierro.