Picadura de cigüeña y beso del ángel, manchas en los niños que asustan a los padres

Tratamiento para cada una de estas lesiones cutáneas en la piel infantil

Carla Estrada

Durante la gestación se puede monitorear al bebé mediante las ecografía para ver que tenga todas sus extremidades y órganos, para descartar cualquier defecto congénito, para asegurarnos de que su corazón funciona perfectamente e, incluso ahora, con la nueva tecnología, se pueden apreciar los rasgos faciales casi perfectos. Apenas nace el bebé y se toma en brazos, se comienza a detallar y revisar cada parte de su cuerpo, confirmando muchas de las cosas que se había visto a través de la ecografía. También se observan, en algunos casos, lo que se conoce como picadura de cigüeña o beso del ángel, manchas en la piel de los niños que asustan y preocupan a los padres. Antes de hacer saltar las alarmas, ¡tengamos en cuenta algunos cuestiones! 

Qué son en realidad la picadura de cigüeña y el beso del ángel 

ué son en realidad la picadura de cigüeña y el beso del ángel 

Estas manchas de color rosa o rosado se dan a nivel de la frente y se pueden extender hasta los párpados, llegar a la parte posterior del cuello, o sea, a nivel de la nuca. Esto, por supuesto, genera inquietud y/o angustia por parte de los padres, porque a veces son muy evidentes y se mantienen a pesar del paso de los días.

En mi experiencia como pediatra, cuando me llevan a un recién nacido a su primera consulta de control, una de las cosas obligadas que explico es que esas manchas son los llamados beso del ángel y picadura o picotazo de la cigüeña, que a continuación les explicaré de que se tratan.

A la mancha de la frente le dan el nombre de 'El beso del Angel' porque en la antigüedad decían que los ángeles se les acercaban a los niños recién nacidos y les daban un beso en el área de la frente para bendecirlos y, por esto, quedaba una marca roja en dicha zona. Y la mancha roja de la nuca, se le llama 'La picadura o el picotazo de la cigüeña' y se le atribuía a que durante el vuelo de la cigüeña llevando al bebé a sus padres rozaba con su pico largo la zona de la nuca y le dejaba una marca roja en esa área.

Científicamente se les llama de varias formas, nevus flamios, nevus simple, mancha salmón o angioma plano, y son un cúmulo de vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la superficie de la piel y por eso se observan de ese color. Afectan a un gran porcentaje de recién nacidos, entre un 40 a 50%. En realidad casi todos los recién nacidos nacen con esas manchas, las cuales son de forma irregular y de tamaño variado.

Son lesiones benignas que por lo general no ameritan tratamiento y que van desapareciendo en semanas o meses. Por lo general ya a partir de los 18 meses han desaparecido o se han disminuido de color y tamaño. En raros casos permanecen por muchos años que pueden necesitar tratamiento dermatológico. Aparecen más en hembras que en varones, en un porcentaje de 3 a 1.

Su localización más frecuente es la frente y la nuca o parte posterior del cuello, pero puede extenderse a parpados, nariz o cuero cabelludo. El color de estas manchas, por lo general, es rojizo o rosado, pero pueden hacerse intensas en momentos que, por ejemplo, el bebé está llorando, riendo o acalorado.

Qué tratamiento requieren estas manchas en la piel de los niños 

pico dela cigueñan

Como dije anteriormente estas manchas son lesiones benignas formadas por cúmulos de vasos sanguíneos, cerca de la superficie de la piel y que van desapareciendo con el tiempo, por lo que generalmente no ameritan de ningún tratamiento.

Sin embargo, si llegan a persistir, sobretodo el beso del ángel, que pueda incomodar estéticamente a nivel de la cara, se haría un tratamiento con láser, hecho por profesionales como dermatólogos o cirujanos plásticos.

La mancha de la nuca, la picadura de la cigüeña, muchas veces llega a persistir más tiempo hasta desaparecer espontáneamente, pero ella por lo general puede ser tapada con el cabello, así que no amerita de ningún tratamiento. Las recomendaciones que les doy como pediatra para ambos caos son:

- No estresarse por la presencia de esas manchas en sus hijos. Como les dije, son benignas y sin que se den cuenta, normalmente van desapareciendo a medida que el bebé va creciendo.

- No automedicarlas, o sea, no aplicar ninguna crema, loción o remedio natural por cuenta propia o que alguna persona sugiera.

- Si son grandes, sobre todo la de la cara, es decir, el beso del ángel y persisten en el tiempo, consultar con su pediatra, quien tomará los correctivos necesarios.

Puedes leer más artículos similares a Picadura de cigüeña y beso del ángel, manchas en los niños que asustan a los padres, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.