Cuidados del cordón umbilical del recién nacido para que no se infecte

Tres claras señales de que la zona del ombligo del bebé está infectada

Ana Cubero

Si estás a punto de dar a luz es probable que entre tus muchas dudas figure la de cómo limpiar y curar el cordón umbilical del recién nacido. ¿Cómo tratarlo para que no se infecte? ¿qué precauciones debo seguir? Y si se infecta, ¿qué debo hacer? Lo que te contamos en nuestro post de hoy te va a ser de gran utilidad, ¡apunta!

Consejos para cuidar el cordón umbilical de un recién nacido

el cordón umbilical del bebé

Entre las muchas dudas que tienen todos los padres, en especial los primerizos, se encuentra la de cómo curar y cuidar de forma correcta el cordón umbilical del recién nacido para evitar infecciones.  Los cuidados que necesita el cordón umbilical de un bebé comienzan en el momento del nacimiento tras el parto.

Para empezar, recuerda que el cordón es lo que os ha unido a ti y a ti bebé durante los nueves meses que ha estado en tu vientre, por eso tiene un significado tan especial. La recomendación es cortar el cordón umbilical una vez haya dejado de latir. Por eso es muy común hoy en día que los primeros segundos después del parto te pongan al bebé sobre el pecho con el cordón aún unido a tu placenta.

Una vez el cordón deja de latir, lo que se hace es poner una pinza pequeña en el extremo más pegado al abdomen del bebé y es en ese momento cuando se corta. A partir de ahí se debe comenzar con los cuidados del cordón umbilical. ¡Aquí encontrarás el paso a paso de cómo realizar este proceso!

- Este cordón estará unido a tu bebé, más o menos, entre los 3 y los 10 días siguientes al parto. Una vez se ha secado la zona, se caerá por sí solo. ¡No hace falta tirar de él! Si la demora del desprendimiento del cordón, en más de 3 o 4 semanas, hablamos de caída tardía o persistencia del cordón umbilical y, según aconsejan en e informe 'Patología Umbilical Frecuente', realizado por Emilio Álvaro Iglesias, Fernando Fernández Calvo y Verónica Recio Pascual, del Servicio de Neonatología del Hospital de León (España), habría que derivar al niño a inmunología.

- Es importante señalar que es una zona que debe estar siempre muy limpia y muy seca. Para limpiarlo correctamente, basta con lavar con agua y jabón neutro, ayúdate de una gasa para que te sea más sencillo. Empapa la gasa y da pequeños toques en la zona.

- Antiguamente no se recomendaba sumergir a los bebés en el agua mientras tuvieran el cordón, sin embargo, se ha demostrado que no hay contraindicación para hacerlo. Lo que sí es importante es que después de bañar al recién nacido seques bien la zona del cordón, lo más acertado es dar unos pequeños y suaves toques con una gasa, no hace falta que sea estéril pero sí que esté limpia. Las toallas acumulan mayor suciedad, por lo que se aconseja usar una gasita de un solo uso.

- No podemos tampoco olvidarnos de limpiar bien la pinza para evitar que se acumule suciedad. Lo mismo que hemos dicho antes: agua y jabón es más que suficiente. No hace falta clorhexidina ni alcohol, a menos que así lo indique la enfermera o el pediatra.

- Para asegurarnos de que la zona está bien seca, lo mejor que podemos hacer es colocar una gasita entre la pinza y la zona del abdomen del bebé. Es una forma muy fácil de visualizar si está limpio o no y también de evitar que haya humedad. Esta gasita se debe cambiar frecuentemente, cada día después del baño o bien cuando veamos que está manchada.

- Por otro lado, es muy importante también hasta que se caiga el cordón umbilical intentar que el pañal no tape completamente la zona del cordón. Para ello, lo que debemos hacer es dar una doblez al pañal, así no lo tapará nunca.

Signos que indican que el cordón umbilical del bebé está infectado

cuando el cordón umbilical del bebé se infecta

Si sigues todas las recomendaciones que acabamos de darte y llevas un correcta higiene, no tiene por qué haber infecciones. Sin embargo, es necesario valorar los signos que nos indican que un cordón umbilical puede estar infectado. En este supuesto habría que hacer una visita al pediatra. ¿Cuáles son estas señales a los que debemos prestar atención?

  1. La zona del abdomen está muy rojita y como dura. 
  2. El cordón supura, es decir, sale líquido verdoso-amarillo. 
  3. Presenta mal olor.

Si vemos cualquiera de estos signos, es posible que se trate de una infección por lo que deberemos acudir al pediatra. Una vez que se ha caído solo el cordón, es necesario llevar una higiene normal y corriente, ¡nada más!

Puedes leer más artículos similares a Cuidados del cordón umbilical del recién nacido para que no se infecte, en la categoría de Cordón umbilical en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: