Situaciones 'normales' del recién nacido que asustan a los padres mucho

Las mayores inquietudes de los padres primerizos ante la salud de su bebé

Carla Estrada

Tener un hijo es el mayor regalo que nos puede dar Dios y es una aventura maravillosa, pero también es un camino lleno de enigmas, sorpresas y asombros, sobre todo cuando somos padres primerizos. Algunas de esas circunstancias del recién nacido hace que los padres se asusten y agobien en exceso porque no saben a ciencia cierta si son 'normales'. ¡Vamos a verlas todas en detalle!

¿Qué es normal y qué no es normal en un recién nacido?

la salud el recién nacido

Cuando me toca ver recién nacidos en la consulta pediátrica, la mayoría de las inquietudes que tienen los padres sobre su nuevo bebé resultan ser completamente normales, ya sea desde el punto de vista físico, de su comportamiento, de su fisiología y de su maduración. Aquí les menciono y les explico varias de esas cosas que me preguntan y seguramente tú también te preguntes para que aportar tranquilidad.

Cabeza irregular
Al nacer verás su cabeza que no es completamente redonda, sino que puede tener huesos hundidos y otros montados unos sobre otros. Esto genera muchas irregularidades, lo cual es completamente normal, ya que sus huesos son blandos y se amoldan para permitir una salida más fácil por el canal del parto. Cuando nacen por cesárea, la cabecita es más redonda. 

Vérnix caseoso o Unto sebáceo
Es una sustancia blanco-grisácea que recubre la piel del bebé cuando nace y es una mezcla de sebo o grasa y lanugo, que es un pelo muy fino y las células de la piel descamadas del bebé. Tiene como función proteger la piel del bebé a nivel intrauterino de sustancias irritantes del líquido amniótico, pero además evita la deshidratación, ejerce como barrera protectora contra los gérmenes del ambiente y facilita controlar su temperatura.

Se produce a partir de la semana 20 de gestación y va disminuyendo hacia la 36, o sea, la mayoría de los bebés a término o postérmino son los que menos tienen vernix caseoso. La leyenda dice que la razón por la que el bebé que nace con esto es porque la mamá comía mucha grasa o banana y nada más alejado de la realidad.

Fontanela anterior
Es el espacio central, blando y ovalado, que se encuentra en la cabeza, al finalizar la frente y que se cerrará más o menos a los 9 meses de edad, cuando los huesos del cráneo comiencen a unirse por completo.  Muchas veces podrá verse un latido que será completamente normal, pero si está muy hundida nos puede orientar hacia una deshidratación del bebé; cuando está muy abombada puede orientarnos hacia problemas de tipo infecciosos, tipo meningitis. Los mitos dicen que por allí entra el sereno y enferma al bebé.

Glándulas mamarias aumentadas de tamaño
Lo cual es normal por efecto hormonal de la madre al bebé a través de la placenta. No se deben tocar, extirpar o manipular, ya que desaparecerá espontáneamente con las semanas o meses. En algunos casos se puede observar la salida de un líquido blanco que semeja a leche materna, lo que popularmente se conoce como leche de brujas.

Vómitos con sangre
Los primeros días esto puede suceder y ser normal, ya que los recién nacidos al momento de llegar a este mundo pueden ingerir secreciones y sangre que después expulsarán como buches o vómitos. Esto no amerita tratamiento ya que no es patológico. 

Leucorrea blanquecina o sangramiento por vagina
Completamente normal las primeras semanas por acción hormonal de la madre a su bebé a través de la placenta. No requiere tratamiento, pasará espontáneamente.

Hipo frecuente
Por espasmos o contracciones involuntarias del músculo diafragma que se encuentra debajo de los pulmones y que irá mejorando en la medida que el bebé crece y madura. No requiere tratamiento.

Estornudos frecuentes
Los cuales se producen sobretodo los primeros días desde el nacimiento y que irán haciéndose menos frecuente en la medida en que el bebé se adapta al medio ambiente, ya que su mucosa nasal es muy sensible y los olores fuertes, el polen o el polvo pueden originarlos. Si son acompañados con mucosidad abundante o mucha congestión, se debe consultar con el pediatra para descartar otra causa. 

Mioclónias neonatales
Son movimientos involuntarios de miembros superiores o inferiores, que ceden al sujetar el miembro y que desaparecerán en la medida que el sistema nervioso va madurando.

Uñas largas
Al nacer muchos bebés tienen las uñas muy largas, las cuales se deben cortar, ya que se pueden producir rasguños de sus ojos o cara e incluso pueden enredarse en la ropa y romper sus deditos. Para los padres cortarlas es estresante, ya que es algo delicado, por los movimientos involuntarios de sus manos, lo que genera temor de cortar un dedito, pero también se pueden limar. Se recomienda hacerlo mientras duermen o posterior al baño, ya que están más relajados. 

Reflejo de Moro
Que hace que el bebé tenga movimientos bruscos de sus brazos cuando oyen ruidos fuertes o por sensación de vacío, por ejemplo cuando los vamos a acostar. Este reflejo irá desapareciendo espontáneamente para el tercer o cuarto mes de vida. Cuando el reflejo de Moro está muy exaltado, el bebé puede incluso tener despertares muy frecuentes.

Se recomienda hacer una envoltura o tabaquito no ajustado hasta la cintura.  Se debe evitar hacerlo completo para prevenir una patología llamada displasia de cadera, que es la salida del hueso del fémur de la articulación de la cadera. 

Caca de diferentes texturas y colores
Esto es normal y dependerá del tipo de alimentación (lactancia materna o fórmula artificial) y de muchas otras causas que no llegan a ser patológicas. Igualmente se recomienda consultar con su pediatra en caso de dudas, sobre todo, si hay sangre en las mismas. Si la caca es de color blanco grisáceo, deben consultar de inmediato para descartar patologías a nivel de hígado o vesícula. 

Ruidos intestinales
Es normal oír ruidos a nivel abdominal, como de gases o durante el momento de la lactancia, y son por efecto de la inmadurez intestinal, los cuales irán desapareciendo a medida que el bebé se va adaptando a la alimentación y va madurando su sistema digestivo

Flatos o gases ruidosos y fétidos
También son normales, sobre todo en bebés alimentados con fórmula artificial y cuando están pasando por las crisis o brotes de crecimiento, debido a una intolerancia a la lactosa no patológica (pasajera). 

Más situaciones del bebé que agobian en exceso a los padres primerizos

la salud del recién nacido

Costra láctea
Es un proceso inflamatorio benigno del cuero cabelludo producido por el exceso de aceites o cebo de las glándulas sebáceas de la piel del bebé. Puede extenderse hasta orejas, cejas y cuello sino se desprende a tiempo durante el baño. No tiene nada que ver con la leche materna, sino más bien por falta de una buena higiene del cuero cabelludo, y es que muchos padres tienen miedo a lavar la cabecita durante el baño. 

Granitos en el rostro
Muy frecuente, sobre todo por acción hormonal proveniente del embarazo, llamado acné neonatal o milium miliaria por acumulo de queratina o células muertas a nivel de los poros. Estas dos eventualidades no son patológicas y desaparecerán espontáneamente en dos o tres meses. Si persisten o se complican con algún proceso infeccioso, por manipulación inadecuada de las mismas, se debe consultar con el pediatra.

El pujo
Es una fuerza que hace el bebé para ayudar a su intestino inmaduro a evacuar o a expulsar gases, debido a la disquecia intestinal. Al hacer la fuerza, se tornará roja su carita y se oirá como un gemido o ruido en su garganta. Esto es completamente normal y dejará de hacerlo cuando el intestino madure lo suficiente, más o menos, después del cuarto mes de vida. 

Lanugo o pelusa
Es un abundante vello corporal por todo el cuerpo, especialmente por la espalda. Esto es completamente normal y lo protegerá del frío los primeros días de vida. Desaparecerá espontáneamente. 

Mancha mongólica
Es una melanocitosis dérmica, o sea, una mancha pigmentada de la piel, más frecuente en los recién nacidos. Se encuentra ubicada en la región lumbosacra y puede extenderse a otras partes. Desaparece espontáneamente a los meses y no tiene ningún significado patológico.

Mancha de vino o Nevus flammeus
Es una malformación vascular generada durante el desarrollo intrauterino que se produce por una ectasia de los capilares dérmicos sanguíneos superficiales. Se puede apreciar en cualquier parte del cuerpo, pero en el recién nacido aparece más frecuentemente a nivel de la nuca, dándosele el nombre popular de 'el picotazo de la cigüeña' y a nivel de la frente o entrecejo 'beso del ángel'. Desaparecen espontáneamente con el tiempo y no ameritan tratamiento, ya que son lesiones benignas.

Puedes leer más artículos similares a Situaciones 'normales' del recién nacido que asustan a los padres mucho, en la categoría de Recién nacido en Guiainfantil.com.