Acné neonatal, los granitos en la piel del recién nacido que asustan a los padres

Cómo reconocer y tratar estas lesiones en la piel del bebé recién nacido

Carla Estrada

Cuando el bebé se encuentra en la barriga de la madre, el pequeño está protegido de factores ambientales que pueden alterar su piel o su cuerpo. En general, al nacer, su piel está expuesta a agentes que pueden favorecer la aparición de algunas lesiones que llegan a preocupar mucho a los padres y, entre esas, está el llamado acné neonatal, conocido técnicamente como pustulosis cefálica neonatal.

Las 5 dudas de los padres sobre el acné neonatal

el acné neonatal

El acné neonatal son unos granitos o protuberancias (comedones) rojas, llamadas “engordaderas” que salen a nivel de cara y cuero cabelludo del recién nacido, apareciendo por lo general a partir de la tercera semana de vida. Durante el primer mes, el 20% de los neonatos los desarrollan. Estos granitos pueden ser cerrados (puntos blancos pustulosos), más frecuentes a esta edad y abiertos (puntos negros), más frecuentes en lactantes y adolescentes.

1. ¿Por qué se produce el acné neonatal? 
En realidad la causa es desconocida, pero algunas investigaciones se lo han atribuido a:

- Transferencia placentaria de andrógenos (hormonas) maternos.

- Hiperactividad de las Glándulas Suprarrenales del neonato.

- Transferencia placentaria de algunos medicamentos (Litio, Hidantoína) ingeridos por la madre.

- Proliferación de hongos comensales de la piel.

2. ¿Cómo evoluciona? 
El acné neonatal se supera en semanas o meses, de forma espontánea, ya que sus lesiones evolucionan por sí solas, sin necesidad de tratamiento médico, la mayoría de las veces. 

3. ¿Cómo se diagnóstica esta lesión de la piel? 
Se puede llegar a un diagnóstico de acné neonatal al observar en un neonato la presencia de granitos o protuberancias rojas (engordaderas) y/o puntos blancos (pustulosos) en la zona de la cara y cuero cabelludo, a partir de la tercera semana de su nacimiento y que desaparecen espontáneamente sin dejar marcas, algo que suele preocupar mucho a los padres. 

qué es el acné neonatal

4. ¿Puede haber complicaciones de acné neonatal?
En realidad se trata de algo benigno, que muy raramente tiene complicaciones y, cuando las hay, son más que todo por infecciosas, debido a un mal manejo o descuido de las lesiones primarias. Por lo general no deja cicatrices o marcas en el rostro del bebé, ya que son lesiones superficiales.

5. ¿Existe algún tratamiento para curar estos granitos en el recién nacido? 
Por lo general, el acné neonatal no tiene tratamiento médico específico, ya que son lesiones que evolucionan espontáneamente, a las pocas semanas de aparecidas. En caso de que persistan o se compliquen, se debe consultar con su pediatra, quién tomará la decisión más adecuada de acuerdo a la causa u origen de la complicación (esteroide, antibióticos o antimicóticos tópicos u orales).

6. Los mejores consejos para los padres ante esta situación
Aunque en ocasiones produce mucha angustia en los padres, por ser sobretodo en el rostro del bebé, no tienen por qué estresarse, ya que como hemos dicho son lesiones benignas que desaparecen rápidamente y de manera espontánea. Aquí van unos consejos: 

- Eviten besar o tocar la cara del bebé, ya que esto pudiera ser un factor predisponente del acné neonatal o probables complicaciones infecciosas, causada por gérmenes provenientes de la cavidad oral o manos contaminadas.

- No pellizcar o tratar de sacar los granitos, ya que sería un riesgo para complicaciones o para dejar marcas (lesiones cicatriciales) en el rostro del bebé.

- Lavar su carita con agua limpia (filtrada o potable) y jabón neutro.

- No automedicar. 

- Consulta con su pediatra, quien te orientara y tomará la decisión pertinente más adecuada y, sobre todo, te resolverás todas las dudas que puedas tener sobre al acné neonatal.