Principales razones por las que los niños tardan en andar 

Qué no deben hacer los padres cuando su hijo empieza a caminar

Richard Daniel Claro

Uno de los aspectos mas relevantes del desarrollo del niño es el inicio de empezar a caminar. Que el pequeño comience a andar es un acontecimiento único para toda la familia. Los padres, los abuelos y los tíos anhelan y esperan este evento con mucho entusiasmo, pero ¿qué ocurre cuando este momento se retrasa? ¿cuáles pueden ser las razones por las que un bebé tarda en andar? ¡Vamos a verlas una por una! 

Qué hacer y qué no hacer cuando el niño empieza a andar

qué hacer cuando el niño empieza a andar

Cuando hablamos de vigilar el desarrollo de nuestro paciente pediátrico son muchas las dudas que podemos  tener y es por tanto nuestro deber como pediatras o profesionales de la salud, buscar los posibles problemas relacionados con alteraciones del desarrollo y no solo limitarnos a la evaluación de crecimiento.

Es importante aclararles a los padres que, en primer lugar, nunca debemos dar prisa a la marcha. Muchos estudios han relacionado la presencia de problemas ortopédicos con el inicio de una marcha temprana en el paciente pediátrico.

Cuando llega el momento de gatear es importante recordarles a los padres que debemos permitirles realizar esta actividad el tiempo que lo requiera y que el inicio de la marcha debe ser espontáneo, con la voluntad inicial del bebé y sin ningún tipo de prisas. Algunos padres  por el afán de verlos andar, caen en errores tan graves como el usar andador o forzarlos a caminar sosteniéndolos de las manos, practicas que no deben realizarse en ningún momento. 

Ahora algunos expertos del área de ortopedia pediátrica, señalan que podemos esperar el inicio de la macha en bebés sin antecedentes previos hasta los 15-18 meses de edad. Siempre hay que tener presente que, como todos los procesos del neurodesarrollo, debemos individualizar a cada paciente y si un bebé ha demorado en sentarse o en gatear, igualmente va a demorar en andar.

Posibles causas por las que los niños tardan en andar 

tardan en andar

Lo más importante siempre es valuar la calidad del movimiento, lo cual es más importante que la capacidad del niño de pararse sobre dos pies. En caso tal si existe un tiempo mayor al que hemos especificado, o alguna alteración del movimiento, entonces debemos plantear las posibles causas.

- El bebé es muy tranquilo
Hay bebés bastantes intranquilos, mientras que otros, por el contrario, pueden permanecer muy quietos durante mucho tiempo, sobre todo en el caso de niños poco estimulados o sobre protegidos, en los cuales puede ser muy frecuente ver que se retrasen un poco el inicio de la marcha. La causa principal es la carencia de movilización y la falta de actividad, ya que son niños que van de brazos en brazos de sus familiares, sin nunca tener la oportunidad de ejercitarse en el piso.

- Antecedentes traumáticos del inicio de la marcha
Cuando un bebé inicia esta importante actividad del desarrollo, debemos ser cautelosos en acompañarlos y  supervisarlos en todo momento, ya que un bebé que se golpea al inicio de la marcha será mucho más  cauteloso y tímido a la hora de reiniciar nuevamente el proceso, porque habrá perdido la confianza y, por tanto, puede demorar un tiempo incierto en volver a hacerlo. 

- Problemas relacionados con la anatomía del bebé
Evaluar la simetría del cuerpo debe ser la parte inicial de una adecuada evaluación motora, en tal sentido debemos observar si la movilización de su hemicuerpo derecho es igual a la del izquierdo, al igual que evaluar la fuerza muscular de cada una de sus extremidades por separado. En todo momento descartar la presencia de deformidades en alguna de las extremidades que puede empeorar con el tiempo.    

- Identificar la presencia de dolor en las extremidades
Todo tipo de dolor a nivel de las extremidades del niño siempre requieren la valoración y seguimiento por especialista en ortopedia infantil, ya que siempre están asociadas a alteraciones anatómicas de las mismas.

- Problemas relacionados con el tono muscular
Existen muchas alteraciones que pueden estar presentes, siendo una de las que cobra mayor importancia los trastornos relacionados con el tono muscular, por falta de tono (hipotonía), por tono muscular exagerado (hipertonía) o enfermedades hereditarias hereditarias como la distrofia muscular.

- Problemas relacionados con afecciones sistémica
En bebés que no han caminado a los 18 meses, es importante detectar afecciones como la desnutrición, hipotiroidismo, parálisis cerebral o antecedentes de infecciones en el paciente (encefalitis, meningitis o infecciones como citomegalovirus). 

En conclusión los problemas del andar no son tan frecuentes y en la mayoría de los casos afortunadamente se resuelven solos. Sin embargo siempre debemos insistir en que todo bebé debe iniciar de forma  espontánea la marcha. Nunca debemos presionarlo para caminar y debemos explicar a los padres las recomendaciones para garantizar la seguridad del bebé al andar: supervisarlo en todo momento y aproximar  metas de desarrollo individuales de acuerdo a la evolución del desarrollo de cada bebé.

Si observamos algún tipo de alteración, debemos pedir la asesoría de un experto, que permita realizar un adecuado examen físico, evaluar el tono muscular así como la coordinación motora y detectar a tiempo cualquier tipo de anomalías, ya que un diagnóstico oportuno garantiza la corrección a tiempo de cualquier tipo de problemas de salud.

Puedes leer más artículos similares a Principales razones por las que los niños tardan en andar , en la categoría de Ortopedia y traumatología en Guiainfantil.com.