Cómo extraer y guardar la leche materna

Extracción de la leche materna para donar

Después de la leche de su propia madre, la leche humana donada es la mejor opción para alimentar al bebé, sobre todo, si está enfermo o ha nacido prematuro.

La leche materna donada se asimila mejor que la leche de fórmula artificial, se digiere mejor en el inmaduro intestino del recién nacido, protege al bebé de infecciones y mejora sus posibilidades de recuperación, supervivencia y desarrollo (OMS / UNICEF).

¿Qué precauciones debo tomar para extraerme la leche?

Extracción de leche materna

En el banco de leche pueden extraerte la leche, pero si prefieres hacerlo tú misma en casa, puedes optar por congelarla. Es importante impedir que la leche se contamine para que pueda ser utilizada con toda seguridad. Antes de iniciar la extracción, es necesario lavarse bien las manos y las uñas con abundante agua y jabón, secándose con una toalla limpia o una servilleta de papel. La ducha diaria es suficiente para mantener el pecho limpio, sin que precises lavarlo antes de la extracción.

¿Cómo se realiza la extracción de la leche para donar?

Es recomendable masajear el pecho antes de iniciar la extracción, tanto con el sacaleches como manualmente, para facilitar la salida de la leche. A veces, se necesitan unos días para el control de la técnica. La leche se guarda en un envase de uso alimentario, que puede ser una bolsa diseñada especialmente para conservar leche materna o un bote de cristal o de plástico duro. Conviene que sea pequeño, con boca ancha y fácil de limpiar y cerrar. No es preciso esterilizarlo, pero sí lavarlo con agua y jabón, aclarar inmediatamente y dejar secar. Algunas empresas comercializan botes y bolsas de plástico que se adaptan al sacaleches sin tener que hacer el trasvase. Antes de almacenarla, se debe poner la fecha de extracción en el bote para calcular su caducidad.

¿La leche materna se guarda en la nevera o en el congelador?

La leche fresca, recién extraída y guardada en un recipiente cerrado, se debe mantener a temperatura ambiente (24 grados) durante 8 horas. En el frigorífico, a menos de 5 grados, puede durar 2 días, y si no va a consumirse en este intervalo de tiempo, es mejor congelarla inmediatamente para que dure varias semanas, incluso meses. Sin embargo, una vez descongelada se debe guardar en el frigorífico y consumir en un plazo de 24 horas. No se puede volver a congelar. Es aconsejable que dispongas en casa de un congelador de -20 ºC para almacenar la leche hasta traerla al hospital. También necesitas para su transporte una nevera portátil o una bolsa isotérmica con acumuladores de frío, para que no varíe la temperatura de la leche.

¿Dónde puedo dirigirme para donar leche materna?

Muchos hospitales ofrecen la posibilidad de donar leche materna. En España, está el caso del Hospital 12 de Octubre de Madrid o el hospital La Fe de Valencia.

Consulta en el hospital de referencia de tu ciudad de residencia. En todos los países existen bancos deleche materna. 

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com