Cómo saber si el bebé se llena con la leche materna de la madre

Señales que indican que el bebé está bien alimentado e hidratado

Una consulta frecuente en las mamitas, relacionada con la alimentación del bebé que toma lactancia materna exclusiva, es cómo asegurarse de que su hijo está satisfecho y no se queda con hambre, es decir, cómo saber si el bebé se llena con la leche materna de su madre. Es una duda perfectamente válida, puesto que no podemos ver ni cuantificar la leche que va saliendo del pecho, así que vamos a ver qué signos indican que todo sigue su curso normal y que lo estamos haciendo perfectamente.

Señales que te harán saber que tu hijo se llena con tu leche materna

cómo dar el pecho

Algo de lo que no podemos tener dudas es que el pecho, independientemente de su tamaño, produce la cantidad de leche que el bebé requiere, siempre y cuando sea amamantado de acuerdo a su demanda. Y es que recordemos que la succión genera producción de leche.

Por otro lado, si has tomado la decisión de amamantar a tu bebé, ¡olvídate del reloj! Si bien es cierto que en los primeros días el recién nacido se alimenta cada 2 a 3 horas, no significa que debas esperar ese tiempo para amamantarlo. Tu reloj será tu bebé y será él quien active la campanita para llamar a comer. Otro detalle muy importante si eres madre lactante: no te obsesiones con dejarlo un tiempo determinado en cada mama.

Sabiendo todo esto, hay algunos detallitos a los que puedes hacer seguimiento diario y que te darán la tranquilidad esperada en cuanto a la alimentación del bebé. ¿Qué observar en la mamá?

- Sientes que tus pechos se llenan entre toma y toma (las primeras semanas) , indicando una adecuada producción de leche.

- Al finalizar la toma, tus pechos estarán suaves. Esto se debe a que tu bebé ha 'vaciado' la lechita que contenían y los hacía ver y sentir más firmes.

- Tus pechos no presentan grietas y tus pezones están firmes, de manera que la lactancia no se convierte en dolorosa. Si tienes molestias al poner a tu hijo al pecho es que algo está fallando. Mi consejo es que revises el agarre.

- Notas que el bebé tiene buen agarre del pezón y no se molesta ni suelta la tetica para ponerse a llorar mientras lo amamantas.

- Te das cuenta que el bebé traga con frecuencia mientras lo amamantas.

Cómo saber si el bebé se queda saciado después de la toma de leche materna

la leche materna

Te hemos hablado hasta ahora de los signos que puedes observar en ti misma para determinar si tu bebé se llena con tu leche materna. ¿Qué manifestaciones podemos ver en él? ¡Atenta a estas señales!

- Está tranquilo y relajado luego de haber sido amamantado incluso, es muy probable que se quede dormido. Tiene un sueño tranquilo y apacible.

- Come cada vez que quiere, el tiempo que así lo desee (sin olvidar que los bebés pueden experimentar brotes de crecimiento). El bebé es el que marca la pauta sin que sea una medición del tiempo estricta. Como explican en el informe 'Lactancia materna. Tómate la leche a pecho', las crisis de lactancia se resuelven aumentando la frecuencia de las tomas, si fuera necesario mediante extracción manual o eléctrica para vaciar bien el pecho y mediante descanso materno y apoyo familiar.

- Hace entre 8 y 12 tomas al día, con una succión enérgica al inicio, y luego va disminuyendo su fuerza hacia el final de la toma. Esta succión frecuente incrementará la producción de leche.

- Suelta el pezón de manera espontánea cuando considera finalizada la toma, sin llanto y sin buscar retomarlo nuevamente.

- Moja su pañal por lo menos unas seis veces al día, con una orina de color amarillo claro y sin olores concentrados. Esto además es un signo de que está bien hidratado. Recuerda que entre el 85 y 88% de la leche materna es agua

- Sus deposiciones diarias serán alrededor de cuatro, sobre todo, en el primer mes. En los primeros días serán densas y de color verdoso (está expulsando el meconio) y luego se tornarán amarillentas y semilíquidas. A partir del primer mes, esta frecuencia puede disminuir a dos deposiciones al día.

- Sientes que el bebé aumenta de peso y esto es corroborado en sus controles sanitarios, cuando el pediatra te indica que su talla y peso están en completa normalidad y con buen ritmo de crecimiento y desarrollo.

- Su piel está tersa y sus labios color rosa e hidratados.

Si tú o tu bebé no presentan alguna de estas situaciones tampoco significa, de manera obligatoria, que el bebé no se llena con tu lechita o que no está satisfecho o bien alimentado. Estos también pueden ser signos de alguna otra condición que sea necesario descartar por lo que, ante la presencia de ellos o tus dudas, consulta con su pediatra y mantén su control médico recomendado.

Puedes leer más artículos similares a Cómo saber si el bebé se llena con la leche materna de la madre, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: