Dolor de espalda infantil: ¿cuándo acudir al médico?

¿Cuándo llevar al niño al médico?

La espalda es una estructura robusta, formada por huesos resistentes y una musculatura potente. En la infancia, lo normal es que el dolor de espalda no se deba a una enfermedad de la columna vertebral, sino a un mal funcionamiento de la musculatura de la espalda y a la influencia de determinados factores de riesgo.

La mejor forma de evitar y tratar el dolor de espalda es hacer ejercicio y mantenerse físicamente activo, cumplir las normas de higiene postural, evitar el reposo en cama y tener una actitud mental positiva frente al dolor.

Cómo debe ser una espalda sana en la infancia

Dolor de espalda infantil

La espalda sirve para sostener el cuerpo y permitir su movimiento, contribuir a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo como, sobre todo, en movimiento y proteger la médula espinal en una envuelta de hueso.

1. Para poder sostener el peso del cuerpo, la espalda tiene que ser sólida. Está compuesta por huesos muy resistentes y músculos potentes.
2. Para permitir el movimiento, la columna vertebral tiene que ser flexible. Por eso, no está compuesta por un gran hueso, sino por 33 vértebras separadas, dispuestas una encima de otra y sostenidas por un sistema de músculos y ligamentos.
3. Para contribuir a mantener estable el centro de gravedad, la contracción de musculatura de la espalda actúa como un contrapeso que compensa los movimientos del resto el cuerpo. Para actuar así, la musculatura tiene que ser potente.
4. Para proteger la médula espinal, las vértebras tienen una forma especial con un agujero en su centro por el que discurre la médula.

La columna vertebral de los niños

Está formada por 33 vértebras. Las 7 cervicales, 12 dorsales y 5 lumbares están separadas por los 23 discos intervertebrales correspondientes. Las 5 sacras están fusionadas, al igual que las 4 coxígeas, formando los huesos sacro y coxis. Si se observan de frente, las vértebras están perfectamente alineadas y forman una vertical. Sin embargo, de perfil, forman unas curvas. La superior está en la zona cervical y la inferior está situada en la lumbar y son cóncavas hacia atrás y se llaman lordosis cervical y lumbar respectivamente. La curva media es cóncava hacia adelante y se llama cifosis dorsal. Esta disposición permite que la columna sea muy resistente a la carga aplicada en dirección vertical, puesto que sus curvaturas le dan flexibilidad. Si la carga es muy importante, las curvaturas pueden aumentar transitoriamente, amortiguando la presión que sufren las vértebras. Por eso, en algunos países era tradicional transportar la carga sobre la cabeza. Además, al hacerlo así se mantenía el centro de gravedad en el eje de la columna, por lo que la musculatura de la espalda apenas tenía que trabajar.

¿Cuándo es necesario ir al médico?

Aunque no siempre que duele la espalda es necesario consultar al médico, en algunos casos es indispensable y en unos pocos, urgente:

- El dolor ya ha sido previamente valorado por un médico, y las características y localización del nuevo episodio son las mismas.
- El dolor es soportable, se alivia con analgésicos que se pueden comprar sin receta médica, mejora en menos de 2 días y desaparece en menos de 7.
- El dolor no se acompaña de pérdida de fuerza.

- El estado general de salud es bueno; no hay fiebre ni pérdida de peso, no se padece ningún tipo de enfermedad y no se están siguiendo tratamientos que puedan influir en el dolor.

- Para confirmar el origen del dolor, si es la primera vez que duele la espalda o si las características del dolor o su localización son distintas de las de los episodios previos.
- Por la intensidad o duración del dolor, si es tan intenso que no lo alivian los analgésicos que se pueden comprar sin receta médica o no mejora en 3 días o no desaparece en 7.
- Por las características del dolor, si se extiende por el brazo o la pierna y es más intenso en esos trayectos que en la espalda o el cuello, si se acompaña de pérdida de fuerza o alteraciones de la sensibilidad, si impide todo tipo de movimiento o es constante (es decir, no se modifica en función de la postura o el movimiento).
- Porque se acompañe de otros signos o se dé en situaciones peculiares, si hay fiebre, cansancio extremo o pérdida de peso, si se padecen otras enfermedades o se están tomando medicamentos que contraindiquen algunos tratamientos para el dolor de espalda.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com