La sonrisa y la risa en los bebés

Sonreír es innato y único para niños y bebés. Tipos de sonrisas de los bebés

María AlgueróAtención Temprana

Una vez la madre y el bebé han creado un lazo emocional, entra en juego una nueva forma de comunicación, la sonrisa y la risa en los bebés. El llanto del bebé llama la atención de los padres, y ahora el bebé tiene que encontrar una forma de mantenerlos cerca. La evolución le ha proporcionado un arma especial, única en nuestra especie: la sonrisa. El bebé la utiliza a modo de recompensa para sus padres. La sonrisa y la risa en los bebés es un acto voluntario que muestra la afectividad desde los primeros meses de vida.

Tipos de sonrisas en los bebés

Sonrisa y risa de los bebés

El ser humano es el único primate que sonríe a sus padres. Las madres responden de forma innata a esta expresión facial. Es inevitable la satisfacción cuando ven a su bebé sonreír. En un año, el bebé será capaz de hablar con su madre y utilizar un sistema nuevo de comunicación, aún así sigue sonriendo. La sonrisa es una característica humana que dura toda la vida.

Sonreír es innato, el bebé muestra tres tipos de sonrisa:

1. La sonrisa refleja. Aparece alrededor del tercer día y continua durante el primer mes, es una sonrisa fugaz.

2. La sonrisa general. Suele mostrarse las cuatro semanas, el rostro se ilumina y los ojos brillan, esta sonrisa la puede provocar cualquier adulto en general.

3. La sonrisa específica. Sucede alrededor de los seis meses y es una sonrisa selectiva; ya no sonríe a extraños, ha aprendido a distinguir los rostros familiares y reserva la sonrisa exclusivamente para ellos.

La risa del bebé

La risa libera endorfinas al flujo sanguíneo y actúa como analgésico natural. Además, algunas pruebas han demostrado que la risa disminuye la presión sanguínea, favorece el sistema inmunológico y reduce el número de hormonas del estrés.

Los bebés ríen desde recién nacidos no como risa de satisfacción, sino como mueca que se considera un acto involuntario.

La risa voluntaria que surge en los bebés cuando sus padres juegan mucho con él, empieza a verse entre el cuarto y quinto mes. Cuando hacen algo que al bebé le gusta éste sonríe. Repiten la acción y el bebé sonríe otra vez. Si lo repiten más veces esta sonrisa se convierte en un sonido alegre y balbuceante. Es un sonido gutural, pero, está claro que es risa y no solo sólo una reacción refleja a un estímulo.

Acciones de provocan la risa en el bebé

La primera acción que suele provocar la primera risa del bebé es el sonido de la “pedorreta” sobre el cuerpo del bebé. Más adelante, también puede provocar la risa en el bebé la emisión de sonidos acompañados de gestos…

El bebé también responde con una risa cuando el padre o la madre se esconden detrás de las manos y las retira rápidamente (el juego del cucu tras), o cuando le balancea de lado a lado.

La característica común de todas estas acciones es el elemento sorpresa. Es como los chistes en los niños y en los adultos, casi todos los chistes son sorprendentes, pero el que lo cuente un comediante o alguien no hostil hace que la gente no se enfade ni se asuste.

La suave risa de un bebé se desarrolla hasta llegar a ser una risa casi escandalosa. Estas risas son una serie de exhalaciones repetidas y rítmicas que se representarían como “ja-ja-ja”. 

El alivio de saber que este tipo de sorpresa no le produce dolor alguno hace que el bebé quiera repetir la acción. Pronto aprenderá a hacer reír  él a los demás manipulando sus acciones, vocalizaciones o su lenguaje corporal. Esto refuerza el sentido de la diversión y desarrolla sus habilidades sociales. A partir de ahora, el bebé quiere formar parte de todo tipo de juegos.