Retraso en el desarrollo del lenguaje de los niños

Aprender a hablar. Cómo detectar un retraso del lenguaje. Entrevista a Ana Carballal

Los niños aprenden a hablar de forma evolutiva y por etapas, que se corresponden con su edad y grado de desarrollo. Detectar a tiempo un retraso en el desarrollo del lenguaje de los niños, en la adquisición de vocabulario o en la pronunciación de los fonemas es fundamental para iniciar a tiempo un tratamiento o un entrenamiento que le permita al niño adquirir el ritmo de desarrollo normal. 

Ana Carballal, psicopedagoga y especialista en Atención Temprana, nos explica en qué consiste el desarrollo de la comunicación infantil, y nos cuenta en esta entrevista cuáles son las fases del aprendizaje del lenguaje y qué se considera normal en la evolución de los niños cuando aprenden a hablar. 

Pistas para detectar un retraso en el desarrollo del lenguaje

Bebé con ordenador y cascos

¿Qué nos hace sospechar que algo no funciona bien en la forma de comunicación de los niños?
Hay una serie de indicativos que se pueden ver antes de que los niños empiecen a hablar, es decir, no hace falta hablar para ver que hay algo en la comunicación que no está yendo bien. Aunque son cosas sutiles, son muy importantes, hay algo no va bien cuando un niño no comparte con los padres, no mira, no tiene una atención, la necesidad de llamar la atención de sus padres, no ha aprendido a señalar más o menos a los 9 meses, a los 9 o 10 meses, que serían conductas muy importantes para que el niño aprenda a hablar, en el fondo cuando no existe la intención de comunicarnos algo y ya la palabra, cuando ya estamos en la etapa lingüística, cosas que nos indican que algo no va bien, además de todo lo anterior, falta de intención por comunicar vemos que el niño no habla de una manera muy correcta según lo que espera por su edad de desarrollo o realiza frases muy poco estructuradas y sin ningún sentido o tiene un vocabulario muy reducido según lo que se espera para su edad.

¿Cómo se aprecia un retraso en el desarrollo del lenguaje?
El retraso en el desarrollo del lenguaje del niño consiste en el desarrollo tardío de lo que es esperable según su edad, su crecimiento y su nivel de desarrollo. El retraso del lenguaje se puede observar tanto a nivel de expresión como de comprensión, están afectadas ambas partes aunque la expresión está más afectada que la comprensión. 

¿Qué nos puede indicar que un niño tiene un retraso en el desarrollo del lenguaje?
Un indicativo en el que hay que fijarse en la aparición de las primeras palabras. En general, suelen aparecer entre los 12 y los 18 meses, pero en el niño con retraso del lenguaje aparecerán a los 2 años, lo que provoca que todas las etapas del lenguaje aparezcan de manera retrasada. En los niños con retraso en el lenguaje, la holofrase que consiste en utilizar una palabra para expresar toda una frase, aparece más tarde. También comienza más tarde a utilizar el lenguaje telegráfico, es decir, a utilizar la conjunción de dos palabras y además este lenguaje telegráfico va a perdurar durante más tiempo. Otras indicaciones son el uso de un vocabulario reducido para lo que es esperable, que utilicen frases muy simples, que no usen pronombres posesivos cuando sería normal que los utilizasen... En definitiva, son niños que no tienen las capacidades para expresarse libremente y entonces esperan a que les pregunten. A nivel de comprensión, son niños que tienen problemas con conceptos espacio-temporales o con conceptos como los colores, lo que tiene como consecuencia una repercusión en su aprendizaje a nivel escolar.

¿Qué es lo normal en el desarrollo de la comunicación infantil? 
Hay una serie de puntos que podemos señalar como normales a la hora de aprender a hablar y otros que no serían tan normales. Es normal que cuando los niños aprenden a hablar tengan ganas de hablar, de comunicar, de compartir... Es normal que miren al adulto, que busquen su atención, que tengan curiosidad... También es normal que experimenten sus órganos fonatorios a través de los sonidos y a través de esa práctica van a aprender el balbuceo. Lo normal al aprender a hablar es que los niños pasen por la etapa prelingüística, el llanto, la sonrisa, el balbuceo, y después una jerga pasen a la etapa lingüística donde los niños aprenden las primeras palabras, pasan a la holofrase, al lenguaje telegráfico y van evolucionando hasta el lenguaje adulto.

¿Qué no es normal en el desarrollo de la comunicación infantil?
No es normal que los niños no pasen por las etapas anteriores o que pasen, pero con un retraso significativo en su desarrollo. Tampoco es normal que los niños presenten alteraciones en la forma de hablar, es decir, en la expresión y en la pronunciación de las palabras. En este caso, también hay que valorar cómo es el lenguaje que utilizan y cómo utilizan el lenguaje, es decir, la función que tiene el lenguaje para ellos.

¿Cómo puede ayudar un logopeda o un maestro en Audición y Lenguaje a un niño que sufre un retraso en el desarrollo del lenguaje?
Son los especialistas encargados con los problemas relacionados con el lenguaje y la audición. Se encargan de prevenir que existan incidencias en el aprendizaje del lenguaje y son los que van a intervenir cuando aparezca alguno de estos problemas. Cuando hay un niño que tiene un retraso en el lenguaje, su intervención es fundamental para reducir ese retraso y que el niño adquiera un proceso de adquisión del lenguaje normal. 

¿Cuáles son las funciones del logopeda o del maestro en Audición y Lenguaje?
Sus funciones son básicamente tres: prevenir, diagnosticar y corregir. Prevenir porque siempre están trabajando para evitar que esos problemas surjan o si surgen que no vayan a más. Trabajan mucho con maestras para ver qué actividades y programas pueden desarrollar en el aula o dan consejos y pautas para trabajar en el aula. Diagnóstico porque cuando hay una sospecha de retraso, son los que van a evaluar qué aspectos están retrasados y van a elaborar un programa que se ajuste al niño en concreto y a lo que necesita. Y por último, corrección, al intervenir para que ese niño que tiene un desarrollo retrasado alcance un ritmo normal y evaluando en todo el proceso la evolución del niño.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com