Diferencias entre retraso en el lenguaje y retroceso en el lenguaje en niños

Por qué hay niños que tienen retrocesos en el desarrollo del lenguaje

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

Cuando nuestro pequeño inicia el maravilloso proceso de hablar y comunicarse se involucran factores físicos, emocionales, cognitivos y auditivos... Los padres no somos conscientes de este trabajo que hacen nuestros hijos porque solo vemos el resultado y quizás por eso nos puede costar entender por qué él tiene un retroceso en el lenguaje en un determinado momento.

Por qué no es lo mismo que un niño tenga retraso en el lenguaje que retroceso en el lenguaje

retroceso en el lenguaje de los niños

Lo primero que tenemos que tener claro es qué significa tener un retroceso en su lenguaje, ya que no se puede confundir con retraso en el lenguaje, ¡suenan parecidos pero son diferentes! Cuando hablamos de retraso en el lenguaje estamos refiriéndonos a un pequeño que ha tardado mucho en hablar, por ejemplo, un nene de 3 años que aún no dice sus primeras palabras o que aún balbucea para comunicarse o una nena de 4 años que no se comunica de forma verbal y lo hace señalando cosas y sin producir algún sonido o sílaba.

Por su parte, un retroceso en el lenguaje es cuando nuestro pequeño estaba adquiriendo sus procesos comunicativos y de un instante a otro ese lenguaje verbalizado empezó a retroceder y pasamos de tener un lenguaje fluido en un nene de 6 años en el cual se expresaba adecuadamente a un lenguaje bonificado o poco entendible (ininteligible) a su interlocutor.

Actualmente es un fenómeno que se está notando en nuestros hijos debido a tantos cambios en su entorno por todo lo que está sucediendo, pero hay un denominador común: este retroceso ocurre por distintas razones y una de ellas es la poca práctica comunicativa y las conversaciones simples que se mantienen en muchos hogares.

Hablar es una habilidad que día a día vamos mejorando y ampliando según sea nuestro entorno, así que si nuestro pequeño pasa de estar con sus amigos todos los días jugando, charlando sobre sus gustos o inventando increíbles aventuras a hacerlo en un entorno donde papá y mamá solo hacen preguntas puntuales como '¿dormiste bien?' o  '¿qué quieres desayunar? y dando órdenes simples como 'lávate los dientes' o 'es hora de dormir ve a la cama' se producirá este fenómeno.

Es por ello que hablar con ellos es sumamente importante, ¡es la mejor manera de practicar lo aprendido! Es como cuando aprendes un idioma y te limitas a pequeñas frases para hacer una conversación en vez de tener realmente una comunicación fluida, con retroalimentación y satisfactoria. Hablar es gratificante, así como ser escuchado, y esto es algo que damos por hecho como papás y olvidamos practicarlo.

Razones por las que un niño sufre retrocesos en el desarrollo del lenguaje

retroceso en el lenguaje

Ante un cambio muy abrupto, como puede ser la pérdida de un ser querido y cercano o los traslados de colegio o escuela, muchos niños experimentan retrocesos en el desarrollo del lenguaje. Son cambios que nosotros los normalizamos, pero algunas veces ellos no se adaptan con facilidad y prefieren omitir expresarse adecuadamente.

Te daré un ejemplo real. Un pequeño de 7 años perdió a su mamá. Para él su mamá lo era todo y no estaba tan unido a papá. Este pequeño era sociable, amistoso, le encantaba hablar y jugar con sus amigos en el colegio, participaba en actividades artísticas o deportivas y hablaba muy bien para su edad. Él sabía que mamá estaba enferma y que tal vez podía irse para siempre, más le parecía muy lejano.

Una vez la mamá falleció, este pequeño se aisló por completo, no quería jugar y no le interesaba nada. Papá no prestó atención a estas señales y un par de meses después cuando este pequeño quiso hablar no se acordaba, se frustró y volvió al silencio, ¡papá pensó que se le pasaría! Cuando retomaron sus rutinas habituales, el lenguaje de este niño tenía un retroceso evidente y, por medio del colegio, empezó a visitar a una logopeda.

En este caso, su retroceso ocurrió por un cambio repentino y un mal manejo de las emociones y las habilidades comunicativas. Recordemos que ellos se ligan emocionalmente a su entorno: la profesora, los amigos, los familiares que frecuenta, los lugares donde le gusta estar... Sé buen observador y detecta esas señales presentadas por algún cambio para que tu pequeño no retroceda en su desarrollo y, por supuesto, guíalo y ayúdalo a comprender y manejar todo eso que siente al cambio.

El papel de las emociones en el lenguaje de los niños

lenguaje y emociones

Hay niños más sensibles que otros y esto les afecta en todas sus habilidades. Cuando un pequeño no es guiado adecuadamente para manejar una situación o una emoción provocada por cualquier cosa como una actividad manual, un nuevo deporte o la llegada de un hermanito a casa, muy posiblemente veremos cómo lentamente ese lenguaje fluido e inteligible se transforma en uno poco comprensible a los demás, omitiendo fonemas y hablando todo con la [T] o con la [P] o la [S] por mencionar algunas.

No sigas pensando que son muy pequeños para entender, al contrario, son muy listos y explicarles adecuadamente todo lo que sucede en nuestro entorno y por qué ocurren ciertas cosas les ayudará no solo a comprender sino también a empoderar ese conocimiento y ampliar el vocabulario. Les brindaremos confianza y estabilidad, dos cosas importantes para que ese lenguaje adquirido no retroceda y, por el contrario, evolucione y se amplíe.

Ser papás nos hace evaluarnos cada día sobre si lo estamos haciendo bien o si debemos mejorar, por eso hoy te invito a que seas más observador, a que aprendas a escuchar a tu hijo e involucrarte en su desarrollo, a que te muestres más empático con sus emociones y a que le guíes de la mejor forma posible para ayudarle a avanzar y descubrir nuevas habilidades tanto comunicativas como físicas y cognitivas.

Puedes leer más artículos similares a Diferencias entre retraso en el lenguaje y retroceso en el lenguaje en niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.