Por qué unos niños hablan antes que otros - Adquisición del lenguaje

Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a mejorar su lenguaje y a aumentar su vocabulario

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

A lo largo de la adquisición del lenguaje, el niño va pasando por diferentes etapas y cada una de ellas será la base para avanzar a la siguiente y conseguir poder comunicarse con los demás. En este camino, cada niño tiene su ritmo y eso hace que unos niños hablan antes que otros. ¿Qué factores influyen en la adquisición y desarrollo del lenguaje infantil?

Cómo se produce la adquisición del lenguaje en bebés de hasta un año

desarrollo del lenguaje

Desde el momento en que nacemos hasta los 6 años, nuestro lenguaje inicia y avanza por diferentes etapas hasta lograr el desarrollo completo que nos permitirá comunicarnos de forma adecuada en cada nueva situación que se presente.

Durante el primer año de vida sucede algo llamado etapa pre lingüística y se refiere a las bases que nuestros hijos van adquiriendo para prepararse de manera correcta ante el lenguaje que empezara a utilizar. El llanto es la primera forma de comunicarse, luego podemos observar la sonrisa consciente y social y el balbuceo, que es importante pues está preparando los órganos fonoarticuladores para luego poder emitir y articular cada sonido y desarrollar el habla diciendo sus primeras palabras más adelante.

Señalar es otra manera de comunicarse, ya que con este gesto tan pequeño como apuntar lo que desea tu retoño logra comunicarse muy claramente contigo, aunque debemos tener presente que el señalamiento no debe ser mudo y prolongado; debe señalar y balbucear, así que recuerda hablarle y motivarlo a aprender todo lo que le rodea.

En esta etapa también están las imitaciones, y es que empieza a hacer gestos adorables y divertidos con su rostro, incluso te puede estar 'copiando' y no te has dado cuenta. Este tipo de movimientos ayudan a que el pequeño luego pueda vocalizar y emitir sonidos como la /b/ /m/ /p/ que serán la base para que diga mamá y papá. ¡Qué ilusión cuando las escuchamos por primera vez!

Como ves, todo se va preparando desde el primer año y por ello es importante tu papel aquí. Por falta de tiempo o porque estamos cansados, son pocas las horas que algunos padres le dedican a hablar a sus hijos y expresan pensamientos como 'Está muy chiquito y no entiende nada de lo que le digo, entonces para qué le hablo. Mejor me espero a que crezca un poco'. Déjame decirte que es falso, ellos sí entienden, no a tu nivel pero sí lo hacen.

Tu chiquitín no se levantará un día y te dará un sermón, pero sí podrá balbucear, imitarte, reírse contigo y llorarte. Son sus primeras formas de comunicación y por ello hablarles (estimulación auditiva/sentido auditivo) es tan importante. Si solo te escuchan de lejos o al teléfono, pero no en una conversación entre tú y tu niño es difícil empezar el desarrollo del lenguaje.

El desarrollo del lenguaje en niños de 2 a 6 años

lenguaje en niños de 2 a 6 años

Cuando nuestro hijo pasa los dos años, ya empieza a decir sus primeras palabras y frases y a emitir más sonidos. Nos sentimos encantados y a la vez empezamos a corregir de forma acelerada y rápida cada error que notamos. Las primeras palabras generalmente son las que ha escuchado una y otra vez en su entorno: día, mamá, agua, papá, tete...

En alguna que otra ocasión dicen alguna grosería, así que pensemos un poco cuáles son las más frecuentes dentro de nuestro hogar. Sé que te estarás riendo pensando en cuántas veces has dicho una palabrota cerca de ese niño, pero recuerda de que nosotros somos su ejemplo y dirá lo que más escuche.

Cuando nuestro hijo ya tiene dos y tres años ya evoluciona de una palabra a tres o dos en una frase, como 'mamá quielo agua' o 'papá vamos a juga'. Ya es mucho más consciente del significado de cada palabra y cómo emplearlo para conseguir algo o hacerse entender.

Sus bases comunicativas y la constante retroalimentación le permiten aumentar ese vocabulario y usarlo adecuadamente, aunque aún tenga alguna que otra dificultad en los puntos articulatorios y en lugar de decir 'carro' diga 'calo'. Se trata de un error bastante común, pero que nos deja entrever cómo nuestro hijo adecua ese lenguaje y lo vuelve comprensible a las personas de su entorno.

Durante los cuatro, cinco y seis años tu hijo estará mejorando su tono para hablar, por lo que si en casa se habla muy fuerte, él seguramente hablará gritando, por decirte un ejemplo. Su comprensión de cada cosa que le dicen mejora, su entorno será más claro y su maravilloso cerebro procesará todo para aumentar la expresividad y el vocabulario. ¡Podrá socializar con otros niños y aprender de ellos!

Por qué mi hijo no habla y el del vecino recita cuentos

el niño que no habla

Ya que te he explicado un poco cómo se inicia y funciona el lenguaje desde bebés y ahora viene la pregunta en cuestión: ¿Por qué mi hijo no habla y el del vecino ya recita cuentos? ¿Cómo ayudo a mi hijos a que hable? Si hablamos de generalidades, algunos niños hablan más rápido que otros por su entorno y estímulos constantes. Se trata de un niño al que papá y mamá le cuentan historias, le crean canciones, juegan un ratito al día con él, ven pelis juntos, se aprenden canciones... Son niños que interactúan con otros adultos y/o niños y que escuchan continuamente vocabulario y conceptos.

Cuando hay este tipo de casos, el niño habla muy rápido y solo tiene dificultad en la articulación de la palabra, que poco a poco lo mejora y continúa su desarrollo. Pero cuando son niños con una mamá y un papá que están a tope y que solo le hablan en holofrase, come, duerme o levántate, tardarán más en hablar. Su lenguaje oral es limitado, al igual que su estimulación auditiva y conceptos, y le costará expresarse adecuadamente Además, si cuando dice algo hay un adulto que inmediatamente le corrige, ese chiquitín seguramente preferirá no hablar o evitar decir aquella palabra que se le dificulta.

Otra clave del desarrollo tardío es que mamá y papá no le permiten expresarse. En ocasiones el niño quiere algo en concreto y tú, que lo sabes, se lo das sin que él intente siquiera balbucearlo, o todo lo contrario, señala todo y tú le bloqueas de forma inconsciente esa necesidad de hablar. Tú le entiendes absolutamente todo por los gestos que hace, por lo que no se molestará en empezar a hablar, pues no lo verá necesario.

Si tu hijo tiene ciertos signos de alarma durante su desarrollo, es importante acudir al profesional y realizar el proceso pertinente para descartar cualquier circunstancia. Ayuda a tu hijo a sentirse seguro cuando intente decirte algo, motívalo a aprender cosas nuevas, involúcralo en tu rutina y habla con él todo el tiempo que puedas. Una conversación amena en la que tu niño puede aprender un montón y coger la confianza para intentar decirte algo más.

Siéntate con él, métete en su mundo imaginario y ayúdale a aumentar su vocabulario, sus conceptos, su expresividad y fluidez mientras disfrutas de las ocurrencias que te pueda decir.

No te estreses si tu hijo tiene dos años y no ha dicho nada. Evalúa qué puedes mejorar desde casa, ponlo en marcha y apóyate de un profesional para que te sientas más seguro/a. Cada niño es un mundo maravilloso y diferente por descubrir, así que anímate a conectar con él/ella.

Puedes leer más artículos similares a Por qué unos niños hablan antes que otros - Adquisición del lenguaje, en la categoría de Lenguaje verbal en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: