Utiliza las onomatopeyas para estimular el lenguaje de los niños

Beneficios de emplear esta herramienta educativa para fomentar la adquisición del habla en los niños

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

Hoy te quiero presentar esta herramienta maravillosa que son las onomatopeyas, es decir, la representación de un sonido. Se trata de algo simple para los adultos, pero que se puede convertir en todo un estímulo para los niños que están aprendiendo a hablar, tienen alguna dificultad en la articulación de ciertos sonidos e, incluso, para aquellos que están en el proceso de la adquisición de concepto-significado-palabra. Así que, ya sabes, ¡utiliza las onomatopeyas para estimular el lenguaje de los niños! Y si no sabes cómo, ¡permanece atenta a este post!

Cómo estimular el lenguaje del niño a través de las onomatopeyas

estimular lenguaje con onomatopeyas

Al imitar todos estos sonidos no solo estamos estimulando la memoria y atención del niño, sino también sus órganos fonoarticulatorios que intervienen y se mueven o ajustan para emitir un sonido, en especial mientras se divierte y habla. Esta herramienta es muy fácil de poner en práctica y, antes de contarte cómo hacerlo, quiero darte antes algunas 'advertencias': 

- No es necesario hacer todos los sonidos de la casa todo el tiempo.

- Recuerda hacer fluida tu comunicación hacia ese tu retoño para ver una respuesta adecuada en él.

- Tampoco debes preguntarle demasiadas veces cómo hace tal cosa o cómo suena la otra porque perderá el interés y no lo verá tanto como un juego.

- Tener cuidado de no pasarse al extremo de querer imitar cada sonido y que tu hijo los repita una y otra vez. ¡Se puede terminar cansando!

Una manera de utilizarlas y estimularlo adecuadamente y sin presiones es mientras leemos un cuento, por ejemplo, si en la historia sale un tigre podemos hacer el rugido feroz. Aduéñate de ese cuento y léelo con emoción y efectos especiales en tu expresión verbal. Eso llamará muchísimo su atención y querrá intentarlo, además de que fomentamos el buen hábito de la lectura.

Cuando se trata de estimular el lenguaje debemos dejar a un lado la vergüenza y sacar a nuestro niño interior, ¡debemos hacerles atractiva la expresión verbal y el aprender una nueva habilidad! Si lo hacemos forzoso o aburrido, nuestro hijo no querrá participar ni animarse a imitar algo dicho por ti. Por esto la importancia de conectar con ellos y ser empáticos.

Otra manera de integrarlos es con el juego espontáneo. Hacer sonidos de los medios de transporte u objetos que encontréis de camino a la escuela infantil o al colegio harán de este momento un instante mágico en el que tú y tu pequeño lo disfrutarán mucho.

[Leer más: Las onomatopeyas. Poema corto para niños con miedo a los ruidos]

Beneficios de utilizar las onomatopeyas con los niños

beneficios de las onomatopeyas

Como te dije al inicio, las onomatopeyas son sonidos, así que requieren no solo de tu emisión verbal sino también gestual, ya que de esta manera (visual-auditiva) nuestro chiquitín entenderá más fácilmente el significado y lo podrá aplicar adecuadamente en algún momento.

Al hacer todo esto, se mueven de forma natural todos los órganos involucrados en el habla y se facilita la estimulación de modo y puntos articulatorios, se mejora el tono lingual y se favorece un mayor control de la respiración, el tono y la fuerza en labios y mejillas.

Las onomatopeyas no entienden de edad y pueden ser un excelente recurso para niños pequeños y más grandecitos. A los más mayores les ayuda a reconocer el sonido con el fonema o letra, por ejemplo, con el sonido [boom] identificará la b, la o y la m ya que los pronuncia, los ejecuta y los discrimina. Además reconocerá con mayor facilidad qué sonido corresponde a qué y dará la respuesta acertada. Por otro lado,  incrementará mucho más fácil su vocabulario, porque al producir tantos sonidos conocerá palabras nuevas que le resultarán más fácil de usar.

La adecuada imitación es clave para una buena estimulación con onomatopeyas, ya que de ello depende que nuestro hijo pueda identificar y discriminar una palabra, sonido y objeto. No te dé pena hacer caras y gestos, al contrario, disfrútalo y diviértete, porque ese momento de aprendizaje es el más valioso.

Ustedes, papá y mamá, son el primer ejemplo lingüístico así que tengan muy presente cómo hablan y utilizan las palabras o muletillas, ya que de igual modo lo hará nuestro hijo y esto se verá reflejado en su desarrollo social y comunicativo cuando esté con otros niños ya sea en un parque o en el colegio.

Puedes leer más artículos similares a Utiliza las onomatopeyas para estimular el lenguaje de los niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.