Divertidos juegos de onomatopeyas para hacer con los niños en casa

Cómo podemos los padres desarrollar las habilidades comunicativas y del lenguaje de nuestros hijos de manera lúdica

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

Cuando queremos estimular el lenguaje en nuestros hijos siempre pensamos en corregirle cada palabra o hacerle repetir una y otra vez cierto sonido para mejorar. Esta práctica puede ser un tanto aburrido y contraproducente, ya que corregir en exceso provoca en nuestros hijos que eviten hablar o sustituyan la palabra para no tener que mencionar aquella que les causa dificultad. Es por esto que hoy te quiero dar una idea divertida y práctica de ayudar a nuestros hijos en sus procesos de lenguaje verbalDivertidos juegos de onomatopeyas para hacer con los niños en casa.

El poder de los juegos para desarrollar el lenguaje de los niños

juegos de onomatopeyas

Si bien como papás nos ponemos a pensar a qué podemos jugar con nuestros hijos, muchas veces nos faltan ideas, sobre todo cuando se trata de trabajar un área específica como puede ser el desarrollo y la adquisición del lenguaje. Existen muchas ideas y todas tienen un denominador común: que niños y mayores disfrutemos de la actividad.

[Leer más: Ana, la rana saltarina. Cuento corto en onomatopeyas para los niños]

Por medio del juego podemos conocer mucho mejor a nuestro hijo, sus gustos, sus pensamientos, sus conocimientos, todas sus habilidades y sus dificultades. El juego es un canal maravilloso para acercarnos a ellos emocional y físicamente, ayudándoles en cada proceso y aprendizaje, entre ellos el más evidente el lenguaje.

Cuando tocamos este tema muchos papás sienten culpa o frustración porque sus hijos no logran comunicarse adecuadamente. Ante esto, recuerda que no es culpa tuya: cada pequeño tiene un aprendizaje distinto y por ende un proceso diferente. Por medio del juego podemos detectar cierta dificultad sin acusarlo o juzgarlo y podemos motivarle a mejorar.

3 sencillos recursos al alcance de los padres para jugar con los niños a las onomatopeyas

cuentos y onomatopeyas

Las onomatopeyas están presentes en nuestro vocabulario y hacer uso de ellas mientras jugamos nos ayuda a hacer relación del sonido con la acción, objeto o animal al que hacemos referencia, así como también favorecemos sus habilidades comunicativas y del lenguaje. Para ello te explico rápidamente qué es la onomatopeya: la onomatopeya es una palabra que refiere un sonido por ejemplo el ladrido del perro [guau] o [toc-toc] al tocar la puerta. Se trata, como se explica en el estudio, 'Formas onomatopéyicas en español e ingles' de un recurso expresivo en la habla común y en la literatura juvenil, como es el caso de los tebeos o los cómics.

- A través de las adivinanzas
Lo primero que tiene que estar presente para jugar es la creatividad. Hay muchos juegos donde podemos involucrar a nuestras amiguitas las onomatopeyas, por ejemplo, las adivinanzas pero con algunas modificaciones. En vez de dar pistas verbales como 'es blanco con rayas negras', debemos dar pistas con mímica y sonidos.

Algo muy divertido es adivinar los títulos o personajes de las películas. Para ello escribiremos en papelitos títulos de películas y nombres de los personajes que deseemos, doblaremos el papelito y lo pondremos en una bolsa o cajita. Cada participante deberá interpretar lo que le ha tocado. Por ejemplo, si os toca '101 dálmatas', tú y tu hijo deberán imitar la postura del perro y ladrar –¡¡guaguau!!- jadear –¡¡ash-ash!!- aullar –¡¡auuuuuuhh!!- o gruñir –¡¡grrr!!-. Después con sus deditos hacer los números y señalar los colores representativos del animal.

Las adivinanzas no tienen límite, por lo que también puedes incluir medios de transporte, objetos de la casa o de su entorno. ¡Debes acudir a tu memoria auditiva para poder producir muy bien el sonido!

[Leer más: Beneficios de jugar con los niños a las adivinanzas auditivas]

- Cuentos con onomatopeyas
Otro juego o recurso del que podemos hacer uso son los cuentos. A la hora de leer un cuento, mientras vas contando la historia puedes ponerle un poco de sonido a los personajes y acciones de la misma para que la lectura sea más cautivante y entretenida para nuestro pequeño. Por ejemplo: 'Y entonces ¡¡aah!! (sonido de sorpresa) se animó a correr como Sonic, salió veloz por la pista y dejó a sus contrincantes atrás sorprendidos'. Recuerda usar diferentes tonos en tu voz, ¡esto lo hará mucho más interesante!

[Leer más: Las onomatopeyas. Poema corto para niños con miedo a los ruidos]

- Canciones con onomatopeyas
Otra opción son las canciones con onomatopeyas, como una muy pegajosa que dice: 'Tic-tac tic-tac tic-tac hace el reloj, pim-pom pim-pom pim-pom mi corazón, chas-chas chas-chas chas-chas hacen los pies' y empezamos otra vez.

A nuestros hijos les encantan las canciones si son fáciles y traen un poquito de baile o mímica para hacer, por lo que esta opción es un acierto. Pero recuerda que tú también haces parte del momento y el juego, así que ponte a la par con tu hijo y aprendan la canción juntos.

Puedes leer más artículos similares a Divertidos juegos de onomatopeyas para hacer con los niños en casa, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: