Cuándo y cómo aprenden los niños su nombre - Desarrollo del lenguaje

Errores que cometen los padres cuando el niño está aprendiendo a decir su nombre

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

Hay algo muy importante cuando sabes que serás mamá y papá: elegir el nombre de tu hijo, algo que se puede convertir en todo un desafío. En ocasiones la madre o el padre han pensado el nombre de su hijo desde antes de planear el embarazo y en otras ocasiones inician el proceso a meses de dar a luz. Sea cual sea tu caso ese nombre maravilloso, será el que lleve toda la vida y una de las primeras cosas que aprenderá y lo motivará en la lectura y escritura. Pero, ¿cómo y cuándo aprenden los niños su nombre?

A qué edad comprenden su nombre los niños y cuándo aprenden a decirlo

bebés aprenden a decir su nombre

Nuestro pequeño empieza a comprender su nombre a los 5 y 7 meses aproximadamente. Reconoce que se refieren a ellos con esa palabra específica, al igual que si le muestras el biberón y le dices 'Mira, mi amor, tu biberón'. Aquí inician ese proceso de asociación del sonido con objetos o personas y, aunque no te respondan de inmediato, comprenden y están dispuestos a aprender nuevos sonidos y significados antes de decir su primera palabra.

Para ayudar a nuestro hijo a aprender su nombre hay que decírselo con frecuencia, llamarlo por su nombre o utilizar frases cotidianas como '¿Dónde están los juguetes de Mariana?', 'Le voy a preparar la merienda a Jacobo' o 'Sofía, ¿quieres salir al parque?'. Todas estas expresiones le ayudarán muchísimo a realizar esa conexión y se lo notarás porque responderá con una sonrisa, una mirada o un movimiento cada vez que escuche su nombre.

Cuando ya están más grandecitos, digamos a los dos o tres años, en su desarrollo empiezan a descubrir unas amiguitas que están en todas partes llamadas vocales y letras, poco a poco empiezan a integrar ese lenguaje verbal previo y a estructurarlo para comunicarse con su entorno. Si bien en ocasiones pueden tener problemas en la pronunciación, poco a poco mejorarán y reconocerán cada sonido que posteriormente conectarán a un dibujo que será la escritura.

En este proceso tan bonito ellos empiezan a hacer esa conexión de la letra A – a con el sonido [aa], se inician en el garabato y quieren marcar y rayar todo. Sienten interés por la escritura y, por medio del dibujo, comienzan a darle forma a cada sonido o palabra que han escuchado. ¿Sabes lo que más llama su atención y desean descubrir en cada intento? ¡Su nombre!

Cuando comprenden esta conexión de la escritura con el sonido, lo primero que desean aprender es su nombre y luego las palabras que más pronuncian son mamá y papá. Este proceso se inicia aproximadamente a los tres años cuando entran al colegio, pero en casa también podemos ayudarles.

Descubrir cada vocal y letra que compone su nombre será una tarea entretenida. Podemos deletrear su nombre como la F de Fernando o la E de Emilia... Si lo haces así con cada letra, al tiempo notarás como tu hijo dice 'Mira papá, la C de casa es la C de Carlos', ya que integrarán y comprenderán que nuestras amigas las letras y las vocales están presentes en todo momento de la comunicación.

Actitudes de los padres que dificultan que el niño aprenda su nombre

errores de los padres cuando el niño aprende su nombre

Pero como todo gran descubrimiento, tiene sus pasos y uno de ellos es el abecedario. Cuando nuestro hijo empieza con el abecedario va integrando y comprendiendo que cada letra junto a otra produce un sonido que se encuentra en un montón de palabras. Puede que algunas no las pronuncie bien, pero al ser consciente de las letras y los sonidos que la componen, poco a poco mejorará su pronunciación. ¡Al conocerlas, le será más fácil recordarlas!

Con todo lo anterior, es importante recalcar la importancia de la comunicación en casa. Las frases del tipo 'Está muy chiquito, no me entiende', 'No le hablo porque no me contesta' o 'No le digo mucho su nombre, solo le digo mi cielo y él entiende' no le facilitarán el acceso a nuevas palabras y menos a descubrir y aprender su nombre.

Hay casos en los que el niño está en el colegio, le llaman por su nombre y no contesta. Y cuando le dicen: '¿Tú cómo te llamas?', él contesta 'Mi cielo'. Yo sé que es tierno escucharle decir este tipo de expresiones, pero ellos no saben aún que son los comentarios y las confunden con los nombres, por esto deben tener claro cuáles son los nombres de mamá, papá y el propio.

Los niños imitan nuestro vocabulario y nuestras acciones, de allí parte del aprendizaje. Aunque no te conteste de inmediato, tarde en hacerlo o pronuncie con dificultad igual debes hablarle, explicarle qué sucede, pasar tiempo de calidad con él y, sobre todo, disfrutarlo.

Puedes leer más artículos similares a Cuándo y cómo aprenden los niños su nombre - Desarrollo del lenguaje, en la categoría de Lenguaje verbal en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: