Las onomatopeyas. Poema corto para niños con miedo a los ruidos

Actividades para trabajar esta divertida poesía infantil sobre los sonidos y los ruidos

Marisa Alonso Santamaría

Los miedos infantiles son evolutivos, van cambiando según los pequeños van creciendo. Hay niños que tienen miedo a los ruidos, un temor que suele producirse entre los 2 y los 4 años. Si tu hijo o hija siempre está pendiente de los sonidos de su alrededor y se altera cuando escucha algo ruidoso o diferente, este poema corto de Marisa Alonso, titulado 'Las onomatopeyas', podría ayudarle.

Pero además, esta poesía puede usarse para trabajar otros conceptos con los niños, según la edad que tengan: los sonidos de los animales, qué son y cómo se usan las onomatopeyas... Tras la lectura de los versos, te proponemos hacer una serie de actividades que puedes leer un poco más abajo.

Poema corto para ayudar a los niños con miedo a los ruidos

Poema corto para niños sobre el ruido y las onomatopeyas

¿Tienes miedo de los ruidos?
Puede ser muy divertido
saber de dónde proceden
si lo adivinas conmigo.
 
Si escuchas muuu es una vaca
quiquiriquí canta el gallo
cua cua cua si grazna el pato.
 
Tictac si suena el reloj
guau guau guau si ladra el perro
talán talán, la campana
tolón tolón el cencerro.
 
Croac si croa la rana
bee si bala la oveja
muak muak muak muak muak muak muak
cuando da besos la vieja.
 
Pío, si pía el pollito
cricricri si canta el grillo.
El uno viste de negro
y el otro va de amarillo.
 
Achís achís si estornudas
bua bua bua si llora el niño
¡ay, ay, ay!, si se hace daño
lo achuchamos con cariño.
 
Hip hip hip si tienes hipo
jaja, jojo, si reímos
pípípí si toco el pito
plas plas plas cuando aplaudimos.
 
Ninonino, ¿oyes el ruido?
Suena fuerte una sirena
como has acertado todos
te damos la enhorabuena.
 
Y te cuento que estos ruidos
son las onomatopeyas.

 

Cómo trabajar esta poesía de los ruidos con los niños

Actividades para esta poesía infantil

Además de leer y recital en voz alta los poemas, podemos proponerle una serie de actividades a los niños con los que trabajar los versos. Estos ejercicios siempre deben estar acordes a la edad y nivel de conocimientos de los pequeños. A continuación te proponemos algunas ideas de actividades que puedes usar con tus hijos.

- Niños con miedo a los ruidos fuertes
Los versos que acabáis de leer pueden ayudar a los niños que tienen miedo a que no sufran tanto cuando escuchan los distintos sonidos. A lo largo de la poesía, se hablan de distintos animales, personas y cosas que hacen ruidos, por lo que normalizamos el hecho de estar todo el rato rodeados de los sonidos del día a día, algunos de ellos agradables y otros desagradables.

Para que reflexionen sobre la poesía, podemos charlar con ellos planteándoles preguntas como: ¿Cuántos sonidos hay a nuestro alrededor? ¿Qué ruidos te gustan más? ¿Cuáles son los que menos te gustan? ¿Qué podemos hacer cuando un ruido no nos gusta? ¿Qué hace un ruido muy suave? ¿Qué hace un ruido muy fuerte? ¿Qué ruidos haces tú? ¿Y mamá? ¿Y tu hermano? ¡Todo el mundo hace ruido!

- Los sonidos de los animales
El gato hace miau, la vaca hace muuu, el pájaro hace pío... A lo largo del poema se hace alusión a los distintos sonidos de los animales. En el caso de los niños más pequeños, que están aprendiendo los ruidos y los nombres de los animales, podemos usar esta poesía para reforzar su aprendizaje.

Tras una primera lectura conjunta, podemos ir leyendo el poema deteniéndonos en los nombres de los animales para que el niño responda. Por ejemplo, nosotros podemos decir 'miau miau si maúlla...' y el niño responderá 'el gato'.

- Qué son las onomatopeyas
La lectura de este poema por niños algo más mayores les ayudará a recordar qué son las onomatopeyas. Las onomatopeyas son aquellas palabras formadas por imitación al sonido de aquello a lo que se refiere. Y este poema está lleno de onomatopeyas.

- Escribir más versos
Y, por último, te proponemos una actividad para fomentar la creatividad de los más pequeños. Podemos animarles a que inventen más estrofas para esta poesía. Solo tiene que pensar en otros animales u objetos que hagan ruido y escribir unos versos.

Cómo acompañar a los niños cuando tienen miedo

Cuando los niños tienen miedo a los ruidos

Hay niños que se alteran mucho cuando escuchan un ruido fuerte o un sonido nuevo que no han escuchado antes. A veces, se ponen a llorar porque sienten miedo o acuden a sus padres para sentirse más seguros. Es común que pregunten de dónde viene ese ruido y por qué se ha producido. Para ayudarles a sentir mejor, debemos tener en cuenta estos consejos:

- Explicar a los niños de una forma sencilla y sin mentiras de dónde viene ese ruido. En la mayoría de las ocasiones, son sonidos cotidianos que tienen una explicación. Cuando los pequeños comprueban cuál es la fuente del ruido, se sienten más tranquilos.

- Cuando un niño tiene miedo, necesita que sus figuras apego le aporten seguridad. Esto significa que se sienten mejor si los padres le damos un abrazo o acudimos a él a preguntarle cómo le podemos ayudar.

- Nunca debemos ridiculizar al niño, ni siquiera si está llorando porque tiene miedo a un ruido. Esto significa que no debemos decirles frases como: 'eres un llorón', 'lloras como un bebé', 'tener miedo como una niña'...

- Tampoco hay que invalidar su emoción, es decir, no podemos decirle 'no pasa nada'.

- Hay que tener en cuenta que la exposición a ruidos demasiado altos tiene un riesgo para la salud auditiva de los niños. Según 'El mundo es ruidoso. Proteja la audición de sus hijos', un programa de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, los sonidos de 120 decibelios o más pueden provocar dolor de oídos si nos encontramos muy cerca de ellos.

Más poemas cortos para leer y recitar con tus hijos

La poesía es un recurso educativo maravilloso. Leyendo poemas podemos estimular la creatividad de los niños, pero también podemos estimular su sensibilidad, transmitirles valores, procurarles distintos aprendizajes, enseñarles entonación y ritmo... Por eso, a continuación hemos recopilado algunos bonitos poemas infantiles con los que pasaréis grandes momentos en familia.

Puedes leer más artículos similares a Las onomatopeyas. Poema corto para niños con miedo a los ruidos, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.