Cantamos a los temores. Cuento infantil para vencer todos los miedos

Cuento para ayudar a los niños a superar sus miedos con una canción

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Los miedos van creciendo a la vez que los niños. Según van haciéndose mayores, desaparecen algunos de sus temores y sienten terror por cosas nuevas. Como padres, debemos ayudarles a superar todos sus miedos y este cuento para niños propone un método original para infundir valentía a nuestros hijos. No te pierdas este bonito cuento infantil titulado "Cantamos a los temores" que ayudará a los niños a vencer todos los miedos.

Cuento infantil para ayudar a los niños a vencer todos los miedos

Este es un bonito cuento infantil para vencer todos los miedos

Marta, Claudia, Pedro y Tomás siempre estaban juntos. A los cuatro amigos lo que más les gustaba era vivir aventuras por el pueblo después de salir del colegio. Cada día se inventaban una misión: desde vigilar los movimientos de las nubes hasta descubrir el nuevo escondite del gato negro de don Herminio, el herrero del pueblo. Los días de lluvia solían ir a merendar a casa de doña Virtudes, la más anciana del lugar, para que esta les contara alguna leyenda ancestral con la que descubrir a héroes y dioses místicos.

Con el tiempo y debido a los miedos que cada uno iba desarrollando, cada vez era más difícil que los cuatro pudieran jugar juntos. A Claudia le daba miedo saltar las piedras del río para cruzar a la otra orilla. Y, aunque sus amigos la animaban y jaleaban para que diera grandes saltos, la pequeña no lo conseguía.

Pedro ya no quería subir a los árboles para disfrutar de las vistas y jugar a ser los vigilantes del pueblo. Temía caerse en el ascenso. Y, aunque le proponían atarse a una cuerda, Pedro no subía.

Marta temblaba si había que echar carreras. Se había tropezado una vez con una pequeña piedra y ahora pensaba que siempre se caería. El miedo le invadía.

Tomás, que era alto y fuerte, temía a los insectos, por lo que ya nunca quería ir al bosque a jugar.

Así, por culpa de los miedos, la pandilla ya pocas veces se reunía al completo. Doña Virtudes empezó a echar de menos la risa conjunta de los pequeños. Y fue por ello por lo que ideó un plan. En una de sus meriendas decidió enseñarles a los cuatro niños una canción a la que tituló ‘Grito para valientes’. Les explicó que debían cantarla todos juntos cada vez que alguno sintiera miedo.

Claudia consiguió saltar las piedras del río tarareando la canción. Pedro repetía una y otra vez el estribillo mientras escalaba por los árboles. Marta conseguía ahora ganar todas las carreras y ser la más rápida si pensaba en la primera vez que escucho ‘Grito para valientes’. Y Tomás disfrutaba de las cosquillas que los insectos le hacían en la mano mientras susurraba la letra de la canción a los bichillos. Y es que, Doña Virtudes no solo les dio de merendar, también les enseñó a descubrir cómo vencer a los miedos.

Juegos y actividades tras leer este cuento infantil

¿Os ha gustado este cuento? ¡Es un canto a la valentía! La magia de este cuento no termina una vez que acabáis de leerlo; podéis seguir disfrutándolo mucho más. ¿Por qué no creáis vuestra propia canción 'Grito para valientes'. Tan solo tenéis que inventaros una melodía sencilla y unas frases que a vosotros os transmitan mucha valentía. Podría ser algo así: "Ánimo, campeones. Porque ningún obstáculo es demasiado grande. Porque nosotros podemos con todo. Porque nada nos atemoriza".

Como actividad complementaria, también te proponemos algunas preguntas de comprensión lectora para comprobar que tus hijos han entendido el mensaje del cuento. También puedes proponerles que te hagan un pequeño resumen de la historia. ¡Aquí van las preguntas!

1. ¿Por qué dejaron de jugar juntos los protagonistas de este cuento?

2. ¿Te acuerdas de alguno de los miedos que habían desarrollado?

3. ¿Qué hizo Doña Violeta para que vencieran todos sus temores?