6 graciosos poemas de animales con rima que harán reír a los niños

Poesías infantiles para recitar y divertirnos con nuestros hijos

Marisa Alonso Santamaría

Hay pocas cosas más mágicas que la risa de los niños. Cura cualquier herida de los adultos, ¿verdad? Estos poemas de animales con rima harán reír a los más pequeños porque presentan situaciones curiosas y tan espontáneas como ellos mismos. Los protagonistas son los animales: una ballena, una mariposa, un conejo, un caracol... ¿Cuál es el animal favorito de tus hijos?

1. La ballena y el caracol. Poesías infantiles de animales

Divertidos poemas de animales con rima para hacer reír a los niños

Empezamos este recopilatorio de poemas para niños con la historia de un divertida cancioncilla que acaba contagiándose entre todas las criaturas marinas. ¿Se os pegará a vosotros también? Caracol, col, col... Tras leer este poema a tus hijos, puedes aprovechar para enseñarles la letra completa de esta canción infantil tan popular.

Navegaba una ballena
muy tranquila por el mar,
acompañada de un pulpo
y un pequeño calamar.
 
Acariciaban su cuerpo
los tibios rayos del sol,
cuando escuchó que a lo lejos
 
Caracol, col, col,
saca los cuernos al sol...
 
¿Quién canta aquí caracol?
Es una canción de lejos,
dijo el calamar pequeño
arrugando el entrecejo
 
Qué más da de dónde sea,
a mí me gusta escuchar,
dijo la feliz ballena
que empezó a tararear.
 
Caracol, col, col,
saca los cuernos al sol...
 
¿Quién me llama?, se oyó entonces,
estoy sacando los cuernos,
hasta que pase el invierno.
 
Miraron alrededor
y al caracol no veían
y encima de la ballena
sus cuernos aparecían.
 
Caracol, col, col,
saca los cuernos al sol,
cantó el pulpo divertido
cuando asomó el caracol.
 
Aquí te puedes quedar
dijo entonces la ballena,
te acercaré hasta la orilla
las noches de luna llena.
 
volvió a cantar su canción,
y los tres le corearon
caracol, col, col.

 

2. El pingüino elegante. Poesía para recitar con tus hijos

Este poema suele resultar muy divertido para los niños ya que la imagen de un pingüino con plumas de gomaespuma amarilla les hace mucha gracia. Sin embargo, más allá de la anécdota, estos versos contienen un mensaje bonito de superación de los complejos y de no hacer caso a las burlas.

Un elegante pingüino
empezó a perder las plumas
y en el zoo le hicieron dos
de amarilla gomaespuma.
 
Aunque se burlaban de él
como estaba calentito,
paseaba presumido
con sus bonitos manguitos.

 

3. La misma mariposa. Versos graciosos para los niños

Poesías infantiles protagonizadas por animales

A todos los niños les suelen fascinar las mariposas. ¿Y sabías que a ellas les encanta la poesía? Al menos a la protagonista de estos versos.

Otra vez ha vuelto a verme
¡No me lo puedo creer!
Es la misma mariposa
que conmigo estuvo ayer.
 
Posándose en mi cuaderno
revolotea por él.
 
Quizás mi nuevo poema
recita para aprender
y a mariposas pequeñas
podrá enseñar a leer.
 
¡También vino antes de ayer!

 

4. El conejito en la playa. Poema de animales con rima

Este poema puede ser una buena excusa para explicar a los niños qué son las mareas y por qué suceden. ¡El conejito de esta poesía las vive en primera persona! Deja que tu hijo te haga todas las preguntas que tenga y trata de resolver todas sus dudas. En caso de no tener la respuesta a alguna de sus cuestiones, podéis investigarlo juntos.

La marea iba subiendo
y el conejito lo vio,
sin darlo más importancia
en la playa se durmió.
 
Cuando quiso darse cuenta
surfeando entre las olas,
asustado despertó
junto a cuatro caracolas.

 

5. El cangrejo huraño. Poema infantil que rima

Poemas cortos para los niños sobre animales

¿Tu hijo sabes qué son los cangrejos ermitaños? Este poema es una divertida manera de darle a conocer a estas criaturas tan curiosas cuyo comportamiento siempre resulta sorprendente. ¡Cuánto pueden aprender los niños sobre los animales a través de los poemas y los cuentos!

Bajo un sombrero de paja
un gran cangrejo ermitaño
vivía encerrado allí
por ser malo y muy huraño.
 
Casi siempre estaba solo
por su manera de ser,
los que bien lo conocían
 no lo querían ni ver.
 
Ocurrió que llegó el viento
y llevándose el sombrero,
se marchó de allí contento
 mientras cantaba un bolero.
 
Al verse desamparado,
el cangrejo como un loco
empezó a llorar con fuerza
entre lágrimas y mocos.
 
Todos fueron a su lado
cuando vieron su dolor
y a pesar de conocerlo
le dieron todo su amor.
 
Fueron a buscar al viento
que el sombrero devolvió
dejándolo donde estaba
después de pedir perdón.
 
Pero el cangrejo ermitaño
su fama reafirmó
cuando dio la espalda a todos
y en su casa se encerró.

 

6. La araña Tiralacaña. Los versos más divertidos

Y, para terminar, os traemos el que probablemente sea el poema más divertido. ¿Es posible que una araña toque la guitarra y cante flamenco? ¡En los poemas por supuesto que sí! Tras leer estos versos puedes pedirle a tu hijo que dibuje a la arañita tal y como se la ha imaginado. ¡Te sorprenderá su enorme creatividad!

La araña Tiralacaña
es famosa en mi ciudad
porque toca la guitarra
¡Y lo que os cuento es verdad!
 
Solo toca con seis patas
seis cuerdas de la guitarra,
con las dos que quedan libres
al instrumento se agarra.
 
Sigue el ritmo con su cuerpo
y da vueltas en el aire,
rasga las cuerdas con arte
con salero y con donaire.
 
Además canta flamenco
fandangos y bulerías
y todos conocen ya
sus bonitas melodías.
 
Da conciertos en teatros,
toca en algún recital.
Tiralacaña es famosa.
¡Teje un hilo musical!

Y si quieres proponer más poesías aún a tu hijo para acercarle a este bello género, no dudes en consultar el resto de poemas infantiles que tenemos en Guiainfantil.com. ¡Os encantarán!