Piojos en los niños: todas las formas de contagio

¿Cómo se produce el contagio de piojos entre los niños?

La infestación por piojos en la especie humana se conoce desde hace más de 3.000 años, pero hasta 1.939 no se dispuso de un producto realmente eficaz para acabar con los piojos, el clorofenotano o DDT. Y es que los piojos se contagian con mucha facilidad y para evitar su contagio, lo más importante es la higiene.

Hasta hace poco, el aseo diario de la cabeza se había considerado un método preventivo eficaz, pero hoy sabemos que los piojos prefieren las cabezas limpias. Por tanto, evitar el contacto directo de cabeza a cabeza es lo más importante para evitar el contagio de los piojos entre los niños que, aunque sea breve, es suficiente para que los piojos pasen de una persona a otra. También lo es tener artículos personales intransferibles, incluso en la misma familia y evitar prestarlos entre amigos.

¿Cómo se produce el contagio de piojos?

Todas las formas de contagio por piojos

El contagio de piojos se produce por contacto directo entre alguien que tiene piojos y una persona sana. La transmisión indirecta a través de un sombrero o una bufanda también es posible, ya que aunque el piojo rara vez sale de la cabeza de su huésped, puede hacerlo para alimentarse de otra cabeza. Además, sus orificios respiratorios pueden cerrarse bajo el agua, donde pueden vivir, durante un breve espacio de tiempo, unos cinco minutos, y así transmitirse también a través del agua de las piscinas, por ejemplo.

Las liendres no se contagian, ya que si una liendre se despega del pelo no puede volver a pegarse en otro pelo, porque no tiene el pegamento que la mantiene unida al cabello. Este pegamento se lo proporciona la hembra adulta o la madre cuando pone el huevo. Por otra parte, las liendres necesitan estar a una distancia determinada del cuero cabelludo, ya que necesitan del calor y de la humedad de éste para madurar. Si se desplazan y no están a la distancia necesaria del cuero cabelludo no maduran. Por tanto, para contagiarse mediante gorros o peines es necesario que haya piojos, porque si sólo hay liendres no será posible el contagio.

Formas de contagio de los piojos entre los niños

El contagio de piojos entre los niños suele producir de las siguientes maneras:

1.  Al usar objetos o ropa infectada de otros niños como sombreros, bufandas, abrigos, uniformes deportivos o accesorios para el cabello.
2.  Al utilizar peines, cepillos para el cabello o toallas infectadas.
3.  Al dormir en una cama o colchón infectados, usar ropa de cama o almohadas infectadas, jugar en una alfombra o con un peluche que ha estado recientemente en contacto con un niño infectado por piojos.
4.  Al establecer un contacto directo cabeza con cabeza.

¿Cómo evitar el contagio de piojos en los niños?

La facilidad de transmisión de los piojos puede dar lugar a infestaciones repetidas, que llevan al desaliento de algunos padres. Y es que los lugares concurridos, donde concurren diariamente un gran número de niños, como es el colegio favorecen el contagio de los piojos entre los niños.

1. Evita coger ni un sólo piojo. Un sólo piojo hembra fertilizado tiene unas capacidades excepcionales de reproducción. Puede poner de 4 a 8 huevos diarios y un total de 300 huevos durante su ciclo vital. Los machos pueden fertilizar 18 hembras sin tener que descansas y las hembras pueden aparearse varias veces durante su vida adulta, que puede durar hasta 40 días. Las hembras pueden poner hasta 8 huevos diarios durante 3 o 5 semanas.

2. Frena el contacto directo. La transmisión directa de cabeza a cabeza es la forma más eficaz de contagio. Evita también compartir peines, cepillos, artículos para sujetar el pelo como horquillas, diademas, gomas, coleteros y otros accesorios.

3. Precaución en casa. Aunque la infestación de piojos rara vez ocurre entre los adultos, es muy común entre los niños, de todos los orígenes étnicos y niveles socioeconómicos. El contagio de piojos se puede dar en cualquier persona, independientemente de su higiene personal, siempre y cuando haya habido un contacto directo con otra persona afectada por los piojos.

4. Atención a los lugares concurridos. Las aulas, el colegio, la escuela infantil, las bibliotecas... son lugares propicios para el contagio de piojos, precisamente, porque el contacto entre las personas implica el acercamiento de cabezas. La coexistencia de un gran número de personas en un espacio cerrado facilita el contagio de los piojos.

5. Precaución con los infectados por piojos. Aunque los niños deben seguir yendo al colegio, se recomienda, para evitar el contagio, huir de los grupos en los cuales ya existe alguien que tiene piojos. No obstante, en este caso, lo más importante es evitar los contactos de cabeza a cabeza, evitando marginar a los infestados.

6. Recoger el cabello.  Las niñas contraen piojos más a menudo que los chicos, no porque lleven el pelo largo (esto es un mito), sino porque sus juegos implican más contactos de cabeza a cabeza, se abrazan con mayor frecuencia e intercambian accesorios para el cabello. Con el cabello largo es más difícil la eliminación de las liendres, pero no supone un factor de contagio. Llevar el pelo recogido puede ser una precaución adicional para evitar el contagio entre las niñas, pero sobre todo deben evitar los contactos de cabeza a cabeza.

Marisol Nuevo 

Si quieres saber más sobre piojos hemos preparado una serie de videos de piojos y pediculosis con un experto que te darán mucha información sobre qué son, cómo prevenirlos y cómo tratarlos