La empatía infantil. Un valor contra el acoso escolar

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

Guiainfantil.com estuvo charlando con la sicóloga María José Ruiz sobre el bullying o acoso escolar en niños con edad escolar. Durante la interesante entrevista me llamó mucho la atención el consejo que brindaba a los padres sobre incentivar en los pequeños la empatía, porque afirma la experta que este valor puede ser un arma para que los niños respeten y se hagan respetar frente a los demás.

Incentivar la empatía en los niños

Empatia

La empatía es 'ponerse en los zapatos del otro', así hemos escuchado siempre la definición de este término y además, según nuestra entrevistada, primero hay que enseñarle al niño a comprender sus propias emociones para que comprenda las de los demás. Uff, pero ¡qué complejo para niños pequeños! Pues la noticia, papás, es que somos empáticos, unos más que otros, desde que empezamos a socializar. 

Es un don, hay personas más empáticas que otras, puede, pero es algo que se puede estimular. A mi me pasó con mi niña muy pequeñita, en alguna ocasión empecé a llorar frente a ella y también hizo pucheros, sus ojos se inundaron y me puso su manito por encima. Me estaba consolando, se puso en mis zapatos. Cuando los niños intentan ayudar a alguien más pequeño o cuando a un adulto le llevan algo porque sienten que lo está buscando, en cualquier caso que se muestren solidarios, es empatía. 

Así que los niños desde temprano tienen interés en el otro, en lo que siente y lo demuestran. Papás, cada que veamos este tipo de actitudes empáticas, reforcémoslas, así estaremos entregándole al mundo a un niño que se preocupa por los sentimientos de los demás. Esto los hará ser respetuosos, tolerantes, solidarios y bondadosos. 

El bullying es ausencia de empatía. Al niño que trata rudamente a otro parece interesarle más que el otro sufra y causarle dolor. Si desde pequeño tu hijo se porta agresivo y da muestras de tratar mal a otros niños debes indagar el por qué de este comportamiento, corregirlo, hacerle sentir culpa contándole el mucho mal que hace a otros y decirle que debe ofrecer unas excusas y una reparación. 

Los papás debemos ser empáticos

Estamos previniendo que nuestro hijo sea acosador o sea acosado si, desde pequeño, se le hace ver que sus sentimientos son importantes, si somos empáticos con él y damos ese ejemplo de empatía y solidaridad hacia los demás, si le decimos 'no' cuando haya que decírselo para que aprenda a decir también que 'no' cuando le toque. Estas actitudes de los adultos, ese ejemplo de papás, incentiva a los niños a conocer sus propios sentimientos, a hacerlos respetar, a saber cuando algo les molesta y contárnoslo para tomar correctivos y a respetar y ser amable y bondadoso con los demás.

Debes decirle a tu hijo desde niño que no debe tener secretos contigo. Si algo le molesta, ya sea que siente que le están haciendo algo o por que no se siente cómodo con cómo el mismo está tratando a alguien, por iniciativa propia o ajena, o si es testigo de acoso escolar en su colegio, debe encontrar en nosotros un padre empático con él que lo escucha y se pone en su lugar.