Volver al trabajo después de una baja maternal

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Hoy vuelvo al trabajo después de una baja maternal. Y es que hace cinco meses tuve a mi tercer hijo, un precioso bebé que crece afortunadamente sano y feliz. Cualquier mamá que haya pasado por esta situación comprenderá perfectamente cómo me siento. Se trata de una mezcla de preocupación, nervios, tristeza, incertidumbre...

En unos días todo habrá pasado, pero ciertamente los primeros días son complicados, ¿cómo no van serlo cuando no te has separado de tu bebé de día o de noche durante meses?

La vuelta al trabajo después de tener un bebé

Volver al trabajo tras la baja por maternidad

El permiso por maternidad en España consiste en 16 semanas, y sumando vacaciones y el período por lactancia materna, he estado lejos del trabajo durante cinco meses. Hoy ha llegado el momento de incorporarme y confieso que no ha sido fácil el momento de dar un beso al bebé y salir de casa, se me encogió el estómago.

Con mi primer hijo lo pasé muy mal e intentaba esconderme tras la pantalla del ordenador para que nadie me viera llorar, en la segunda no paré de llamar para preguntar si mi bebé estaba bien y en esta ocasión he de confesar que no he llegado con la lágrima colgando, me he sentido más confiada. Sé que mi bebé está en buenas manos, tengo la suerte de que mi suegra le cuida con dedicación y cariño y afortunadamente mi horario me permite disfrutar de él toda la tarde.

Aunque dejar a tu bebé para volver al trabajo no es fácil, me gustaría mirar el lado bueno de la situación y contaros algunas cosas que a mi me parecen positivas:

- dejas de pensar todo el día en tomas, cambios de pañal, horarios de sueño y despiertas a 'la neurona' para realizar otros temas que, al menos en mi trabajo, son enriquecedores.

- tienes conversaciones con otros adultos, algo importante cuando tu día a día consiste en poner muecas y hablar en diminutivo.

- por fin llega la oportunidad de colgar el chándal y las deportivas para arreglarte, maquillarte y verte un poco más femenina.

- vuelves a casa con más ganas de aprovechar el tiempo y disfrutar más intensamente de esos momentos tan especiales con tus hijos.

- tienes trabajo y un sueldo con el que mantener a tu familia, algo muy lejano y difícil para muchas personas hoy en día. 

Puede que ninguno de estos puntos consuele a muchas mamás que estén viviendo en este momento su vuelta al trabajo después del permiso por maternidad, cada una tiene unas circunstancias que pueden hacer el momento más complicado o doloroso.

Nadie nos va a evitar esa sensación de ser la peor madre del mundo cuando te vas y tu bebé se queda mirándote, pero no dura eternamente y los niños agradecen los buenos momentos que podemos pasar con ellos. Miles de mamás del mundo sobrevivimos a ese momento y nuestros hijos son igualmente queridos y cuidados que aquellos que pueden estar con su mamá o su papá todo el día.

Por último, hoy querría enviar un besito a todos mis compañeros que me han acogido con los brazos abiertos y a todos aquellos que hacen que mi vida de mamá trabajadora sea un poquito más fácil.