Alimentación vegetariana y los niños

Los niños pueden seguir una dieta vegetariana desde cuando no sea tan estricta

Existen muchas razones por las que una familia puede decidir convertirse en vegetariana. Algunas lo hacen por la conservación del medioambiente y respeto a los animales, otras por creencias religiosas, y otros por creer seguir una dieta más saludable.

Pero, ¿qué significa ser vegetariano? En general, una persona vegetariana se define como aquella que, por creencias personales, se abstiene de comer carne, incluyendo aves, carnes de res, de cerdo o pescado.

La alimentación vegetariana en el desarrollo de los niños

Dieta vegetariana para los niños

Los vegetarianos pueden decidir si consumen o no otros productos animales, como los huevos, leche, queso, o miel. En el caso de que decidan consumir esos alimentos derivados, son definidos como ovo-lacto-vegetarianos. Pero las personas más radicales, que no comen ningún producto de origen animal, se conocen como veganas.

Esta dieta más estricta, según algunos expertos nutricionistas, no es recomendable durante el crecimiento y el desarrollo de los niños, debido a que es muy difícil hacerla realmente equilibrada para que contenga todos los nutrientes que los niños necesitan para desarrollarse, ya que no es lo mismo hablar nutrición en niños que en adultos. Muchos de estos veganos deciden incluso no vestirse con ropa procedente de productos animales como la piel, la lana o la seda.

Dieta vegetariana saludable para los niños

Para que una dieta vegetariana sea saludable, debe ser equilibrada y rica en todos los nutrientes que el organismo necesita. Por tanto, es esencial para la salud de tu familia que te asegures de consumir suficientes minerales (hierro, calcio), y vitaminas D y B12. Al consumir alimentos como frutas, vegetales, legumbres, granos, frutos secos o soja puedes mantenerte saludable, aunque necesites de un complemento vitamínico. Todo dependerá de cómo equilibres la relación entre proteínas, grasas e hidratos de carbono que tu cuerpo necesita y de las necesidades de tu organismo particular.

El crecimiento y desarrollo de los niños

Cuando se decide y se opta por imponer una dieta diferenciada a un niño, lo primero que hay que hacer es consultar a su pediatra, para poder seguir algunos consejos nutritivos, y asegurarse de que el cambio no afectará de forma negativa a su crecimiento y desarrollo. Según los expertos, los niños pueden seguir una dieta vegetariana siempre y cuando no sea estricta. Los resultados de algunos estudios en los que se ha comparado la dieta de los niños vegetarianos con la alimentación de los niños no vegetarianos (omnívoros), concluyen que una dieta ovo-lacto-vegetariana proporciona un desarrollo y un crecimiento físico adecuado, como con cualquier otro tipo de dieta.