Pie de atleta en los niños

Síntomas, causas y cura del pie de atleta en los niños

El pie de atleta es una infección de los espacios interdigitales y de la planta del pie producida por hongos. Los pacientes frecuentemente presentan afectados sus dos pies y una mano.

Es poco frecuente en niños pequeños. Los síntomas más frecuentes del pie de atleta son: enrojecimiento, picor, sensación de quemazón, grietas o descamación en la piel de entre los dedos de los pies, ampollitas o pequeñas escamas en la planta del pie, y mal olor en los pies.

Síntomas y causas del pie de atleta en los niños

Pie de atleta en los niños

El pie de atleta es causado por hongos, a través de algunos factores predisponentes como calzado cerrado, duchas y piscinas, ambiente cálido y húmedo, cuadro clínico, provocando lesiones que van desde pápula a vesículas y ampollas que pueden presentar pus.

Tratamiento del pie de atleta en los niños

Lo mejor sería prevenir esta infección. Lo mejor es una prevención basada en la buena higiene del pie, en el secado adecuado del mismo, en el uso de sandalias en duchas públicas (camping, clubes, hoteles, etc). Evite el calzado cerrado de cuero en épocas estivales.

El pediatra será el encargado de indicar, en caso de necesidad, el tratamiento espécifico: micomazol, econazol, clotrimazol, etc. El primer tratamiento para esta infección suele ser tópico. Pero si además de la infección producida por los hongos, se da una infección secundaria producida por una bacteria, entonces lo más normal es que el pediatra te recete antibiótico. 

También se puedes usar jabones con sulfato de selenio para limpiar los pies, siempre y cuando la piel no tenga ninguna herida.

Consulte otras enfermedades infantiles: