Consejos para los viajes en familia

Los niños no son un obstáculo a la hora de planear las vacaciones

A todo el mundo le encanta viajar, y este es un placer que no se debe dejar de lado, puesto que tener niños no supone renunciar radicalmente a ello. Hoy en día muchos sitios ofrecen actividades dedicadas a los niños y los hoteles y apartamentos están más acondicionados para la estancia con hijos. Unas vacaciones con bebés y niños requiere más cuidado y atención, pero no por eso deben convertirse en algo aburrido e incómodo.

Consejos para los viajes en familia

Consejos para los viajes en familia

Uno o más niños pequeños no deben representar un dolor de cabeza a la hora de planear las vacaciones en familia. Muchos padres, preocupados por el equipaje, el comportamiento de los niños o la estancia, optan por quedarse en casa, lo que tampoco es la solución. Hay muchas soluciones y alternativas, como pasar unos días en la montaña o en la playa con los niños. Los niños no tienen por qué ser una limitación ni un impedimento para viajar, sino un motivo para pasar todos juntos unas divertidas e inolvidables vacaciones familiares. Viajar con niños no es fácil, porque se plantean más limitaciones, pero lo importante es mantener la ilusión, adoptar algunas precauciones, organizarse, y divertirse mucho. Las vacaciones son para relajarse y dejar de lado las presiones de la vida diaria. Guiainfantil propone algunos y útiles consejos para viajar con niños:

Preparativos para los viajes en familia

Primeramente no hay que olvidarse que lo más importante de todo es planificar el viaje con antelación. Elegir el destino, el medio de transporte, planear excursiones y sobre todo, preparar el equipaje con anticipación. Para ello, un buen consejo es hacer una lista con las necesidades de cada uno. Por un lado, las de los padres, y por otro las del bebé o el niño.

¿Qué llevar en la maleta del bebé?

Pero, ¿qué llevar en la maleta del bebé?. Estos son algunos básicos que no pueden faltar en todo equipaje infantil:
- Cuna de viaje (en el caso de que sea un bebé).
- Termo.
- Calienta biberones (para los bebés).
- Chupetes.
- Juguete preferido de cada niño.
- Toallas de baño, jabón, peine, cepillo, colonia, crema hidratante, crema protectora para el sol, pañales, toallitas húmedas, bolsas plásticas y baberos.
- Botiquín de medicinas: con medicamentos, analgésicos, tiritas, alcohol, agua oxigenada, termómetro, tijeras, gasas, algodón y esparadrapo.
- Tarjeta de la Seguridad Social o del seguro médico privado, junto con la cartilla de vacunación del bebé.
- Ropa: es aconsejable que poner un conjunto para cada día en la maleta. Es importante llevar alguna muda de sobra para el bebé.

Viajes en coche con toda la familia

Si el medio de transporte elegido es el coche, conviene llevar agua, un cambiador, pañales y toallitas, entre algunos de los básicos. También es importante llevar un cuento, un juguete, un cojín, canciones infantiles para animar a los niños, además de algo de comer. Si algún niño siente náuseas es muy útil llevar alguna bolsa de plástico durante el trayecto. Es necesario parar cada dos horas, puesto que, es aconsejable que todos estiren las piernas y el conductor descanse la vista.

Para que los niños se distraigan durante el trayecto se les puede animar cantando, contándoles cuentos, jugando con adivinanzas, trabalenguas. En cuanto a la seguridad vial infantil, es muy importante que los niños lleven las sillas de seguridad apropiadas a su edad. Cada cuatro días un niño pierde la vida en un accidente de tráfico. Estas medidas de seguridad constituyen la medida más efectiva para prevenir los accidentes de tráfico

Viajar en avión con los niños

Si el medio de transporte elegido por la familia para viajar en sus vacaciones es el avión, deberán llevar lo imprescindible para cambiar, dar de comer o de beber a los niños. Es aconsejable saber que los menores de dos años no tienen derecho a un asiento, e irán sobre el padre o la madre. A pesar de ello, disponen de un cinturón de seguridad apropiado a su edad. Algunas compañías aéreas tienen preparados asientos para llevar pequeñas cunas para bebés, y otras ofrecen juegos especialmente diseñados para niños pequeños y grandes.

Viajar en tren con niños y bebés

No hay nada más agradable para los niños que un viaje en tren. Si el trayecto es muy largo, se puede utilizar un coche-cama para dormir. A los niños les encanta viajar en tren, porque pueden disfrutar de los paisajes que va recorriendo durante el trayecto. Sin embargo, a comparación del coche o el avión, es más pesado, ya que tarda más y puede resultar más incómodo si se viaja con niños muy pequeños.

Dónde dormir en los viajes con niños y bebés

¿Hotel o apartamento? Ésta es la duda que se plantean numerosas familias a la hora de viajar. Las familias con bebés, normalmente optan por un apartamento, ya que tienen más libertad y menos limitaciones que en un hotel, mientras que las familias con hijos de más de 3 años, suelen optar por hoteles.

Otra buena alternativa son las casas rurales, nada mejor para descansar que la naturaleza y el medio ambiente. Asimismo, los más aventureros pueden optar por pasar las vacaciones en algún camping. A los niños les encanta, ya que tienen más libertad para jugar, conocer y aprender.