Descubre el paso a paso de la fabricación de los tarritos de bebé

Los tarritos de Hero Baby se someten a más de 300 controles diarios

Guiainfantil.com

Cada día en la vida de nuestro hijo es muy importante, por eso los padres cuidamos y mimamos al detalle cualquier aspecto de su existencia en este mundo. Los tejidos de los que están hechos los bodies que les ponemos para que no pasen frío, el tipo de materiales de los que se componen los pañales y, evitar así la dermatitis atópica, y, como no, todo lo relacionado con los productos de la alimentación. ¿Quieres saber el paso a paso de la fabricación de los tarritos de bebés?

Los componentes de los tarritos de bebé, ¡al descubierto! 

Tarritos de calidad para el bebé

Entre las revisiones pediátricas y las visitas con la enfermera para la administración de las vacunas, durante el primer año de vida del recién nacido, los mamás y papás tenemos la sensación de que pasamos más tiempo en la consulta del médico que en casa. Para nosotras es algo que nos tranquiliza, porque los niños no vienen con un manual bajo el brazo y todo son miedos e incertidumbres.  

Durante las primeras semanas, los dudas giran alrededor de los cuidados de la piel, del crecimiento y del sueño, pero cuando llegan a los cuatros meses, las preguntas a nuestro profesional médico versan también sobre la alimentación. ¿Cómo comenzar la introducción de nuevos alimentos? ¿Cuáles son los que producen más alergias? ¿Qué tipo de papillas de frutas o verduras son más recomendadas? 

Para los padres de hoy en día, los tarritos de bebé se convierten en una opción perfecta para garantizarnos una alimentación sana y equilibrada, pero aquí hay que tener mucho cuidado. Cuando se trata de la alimentación de nuestro bebé, ¡en Hero Baby no pasan ni una y tienen cada paso de la fabricación de los mismos controlado! 

En Hero Baby, ¡todo bajo control!

Ingredientes para potitos del bebé

De verduras, de carne, de pollo, de frutas... la variedad de tarritos de bebé que nos ofrece Hero Baby es muy extensa y variada, pero quizás lo más importante es que en el proceso de elaboración de los productos se garantiza la máxima calidad y seguridad para los paladares más exigentes, los de nuestros pequeños. ¿Sabías que los tarritos Hero Baby se someten a más de 300 controles diarios? ¡Te los desvelamos paso a paso! 

- Materias primas, a punto
Hero Baby exige a sus proveedores un certificado que asegura que las materias primas que recolectan están en perfecto estado y están libres de sustancias o residuos indeseados.

- Realización de un contraanálisis
A pesar de este certificado, Hero Baby realiza en su fábrica un contraanálisis y una comprobación organoléptica para verificar que los ingredientes que entran son de calidad y que su sabor y estado es el óptimo para su incorporación en la elaboración del tarrito. Cuando se obtiene los resultados y se comprueba que cumplen estos requisitos, se da comienzo a la elaboración de la receta.

- Muestreo analítico
¿Cómo saber que durante las fases de cocinado y triturado todo está transcurriendo sin ninguna incidencia y que se trata de una receta homogénea y equilibrada? ¡Muy sencillo! A través de un muestreo analítico que nos garantiza el grado de la calidad de los tarritos, con todos los nutrientes bien repartidos en cada uno de los tarritos, de una manera equilibrada.

- Temperatura adecuada
Existen ciertos elementos externos, como la temperatura o la humedad, que podrían alterar el sabor de los tarritos. Todos estos factores se controlan durante el proceso de elaboración de los mismos. 

- La importancia del agua
En Hero Baby, conscientes de la importancia que tienen todos los elementos dentro del proceso de elaboración de los tarritos, se controla el agua con la que se elaboran para asegurar que esté en las condiciones idóneas de seguridad.

- Envasado al vacío
Antes de distribuir los tarritos, un dispositivo de visión artificial certifica un ligero hundimiento de la tapa metálica. Este hundimiento es la manifestación externa de que en el interior se han creado las condiciones de vacío necesarias para su conservación. Tú misma lo puedes comprobar cuando abras uno: ¡si hace pop, es seguro! Este proceso permite que no se añadan conservantes al mismo.

- Y, para terminar, último muestreo
Un nuevo análisis permitirá garantizar la seguridad alimentaria de los tarritos y, también, la etiqueta nutricional y los aspectos microbiológicos.

Puedes leer más artículos similares a Descubre el paso a paso de la fabricación de los tarritos de bebé, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.