Peligros para el bebé de mezclar leche materna con leche de fórmula

Beneficios que puedes lograr al garantizar la alimentación continua a tu bebé por medio de la lactancia materna

Richard Daniel Claro

Muchas veces existe la necesidad de realizar combinación de leche materna y leche de fórmula por  diversas razones: pobre producción de la madre, mala técnica en lactancia materna e, incluso, requerimientos especiales en algunas situaciones especiales como la prematurez o enfermedades gastrointestinales. Y se hace sin conocer el peligro que para el bebé tiene mezclar leche materna con leche de fórmula. 

Los riesgos de mezclar leche de fórmula con leche materna 

leche materna y leche de fórmula

Muchas madres se preguntan si existe algún tipo de riesgo o peligro por realizar esta acción o es algo tan inofensivo como parece. Lo cierto es que lejos de lo inofensivo, cuando un bebé recibe lactancia materna exclusiva es capaz de generar en todo su cuerpo una serie de procesos, que no solo favorecerán su sistema  digestivo, sino que del mismo modo está vinculado a otros procesos o sistemas específicos, que podrían verse afectados si realizamos dichas combinaciones en la alimentación: 

Microbiota intestinal

El estudio de la microbiota hoy en día cada vez cobra mayor auge y son cada vez más los descubrimientos a su favor donde lo vinculan a procesos tan importantes como los del sistema inmunitario. En tal sentido, el desarrollo de la microbiota intestinal, que inicialmente tiene su desarrollo por medio del paso del bebé a través del canal vaginal, luego se ve afectado por la falta de continuidad de la lactancia materna.

Datos que ya han sido presentados por la Universidad de Washington y publicados en el Nature Medicine hablan de que la microbiota del tracto digestivo del bebé funciona de forma diferente ante la presencia de lactancia materna o de fórmulas artificiales.

Sistema inmunológico

La producción de ciertos anticuerpos, enzimas inmunoglobulinas y células vivas, encargadas de defender a tu bebé ante la presencia de enfermedades, pueden verse afectados al no garantizar niveles continuos de leche materna, provocando una disminución notable en los niveles de estos elementos y, por tanto, predisponiendo a tu pequeño a padecer con mayor facilidad ciertas enfermedades.

Por tanto garantizar lactancia materna continua a tu bebé mantendrá niveles óptimos de defensa para el mismo. En el mismo orden de ideas,  ha sido demostrado el mayor impacto de presencia de dermatitis atópicas y de procesos alérgicos en pacientes alimentados con fórmulas infantiles en relación con bebés alimentados con leche materna, y más aún en pacientes con historial de alergias familiares.

Sistema renal

leche materna

Sin duda alguna, la carga de proteínas, carbohidratos, minerales, vitaminas y grasa, así como la carga calórica que posee la leche materna es totalmente perfecta. En cuanto a la osmolaridad, la leche materna es mucho menor para el sistema renal del bebé que la de fórmula.

Las leches artificiales pueden generar cambios drásticos sobre el sistema renal y afectar a cientos de estructuras celulares en el riñón, llamadas nefronas, que en consecuencia podrían generar posteriormente pérdida de ciertos electrolitos importantes para nuestro organismo, como el calcio, sodio y potasio, desencadenando a largo plazo problemas nutricionales. 

Sistema neurológico

Algo que antes desconocíamos, pero que hoy en día se estudia cada vez más son los conocidos niveles de DHA presentes en la leche materna. Garantizar un adecuado valor de estos niveles está vinculado directamente con el desarrollo cerebral de todos los bebés y es por ello que las industrias farmacéuticas cada día intentan simular sus concentraciones, pero la verdad es que aún no son siquiera cercanas a los valores ideales.

Afectividad y componente emocional

El vínculo emocional de los bebés amamantados continuamente a través del seno directo de la madre es uno de los mas estudiados, y los beneficios que puedes lograr al garantizar la alimentación continua por medio de la lactancia son incomparables a los que se producen con el uso de formulas artificiales.

No significa que por complementar una vez hagas un daño a tu pequeño, pero si este hecho se convierte en una constante en su rutina de alimentación si puede causar limitaciones desde el punto de vista emocional a tu bebé. Les invito a hacer la comparación entre el bebé que se pega al seno de la madre y se calma y comparen con el niño que hace lo mismo con una mamila, ¡claramente no pueden tener el mismo componente afectivo!

Puedes leer más artículos similares a Peligros para el bebé de mezclar leche materna con leche de fórmula, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.