Nuevas recomendaciones para introducir el huevo en la dieta del bebé

¿Cuándo se puede dar huevo al bebé?

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

El huevo es uno de los alimentos que, hasta hace algunos años, no se introducía en la dieta del bebe hasta pasados al menos los 10 meses de edad.

Sin embargo, con el paso de los años y el avance en las investigaciones tanto en el campo de las alergias alimentarias como en el de la nutrición, se ha limpiado su imagen, antes ligada a los problemas cardiacos y la hipercolesterolemia y en la actualidad se han abandonado esas restricciones tan estrictas. Conoce las nuevas recomendaciones para introducir el huevo en la dieta del bebé.

Guía para introducir el huevo en la dieta del bebé

Cuándo y cómo dar huevo al bebé

Sin antecedentes de alergias alimentarias en la familia, el huevo puede introducirse en la dieta del bebe a partir de los 6 meses. La manera de introducirlo no está predeterminada y cada familia puede decidir hacerlo según más le convenga, siempre respetando los días entre nuevos alimentos, unos 3 o 4 normalmente.

Sin embargo, puede ser conveniente separar la clara de la yema e introducirlas como dos alimentos diferentes, ya que en ocasiones las proteínas de la clara, muy diferentes de las presentes en la yema, son capaces de desatar una reacción alérgica por sí mismas, y podría ser mejor observar la reacción del bebe a ambas partes del huevo por separado.

El método de cocinado, es por el contrario irrelevante, aunque por motivos evidentes, es mejor no introducir el huevo frito a edades tan tempranas, ya que se añade una gran cantidad de grasa extra procedente del aceite al cocinarlo.

La ración recomendada de huevo para niños es de una unidad, aunque a partir de los 9 años se puede incrementar la ración a 2 unidades, dependiendo de las necesidades energéticas del niño. Para los bebes no es conveniente superar las tres raciones semanales, entre otros motivos, para asegurar también que se incluye suficiente variedad de alimentos en su dieta.

Beneficios del huevo para los niños

El huevo es un alimento, además, con alta densidad de nutrientes, es decir, un bajo contenido calórico acompañado de un gran número de vitaminas y minerales, además de una proteína de un elevado valor biológico y un perfil lipídico de los más equilibrado dentro de los alimentos de origen animal. Por el contrario, aunque el huevo posee hierro, este es no hemo, por lo que su absorción necesita de la vitamina C para optimizarse.

Es, por tanto, una opción nutritiva cuyos nutrientes son, casi todos, de fácil biodisponibilidad, pero además es fácil de masticar y digerir, y generalmente muy aceptada entre los más pequeños. Así, gracias a su textura, el huevo en sus múltiples variedades de cocinado es ideal para que el bebe que aun toma triturados aprenda a masticar, a la vez que le aporta muchos nutrientes aunque no consuma una gran cantidad. Para más facilidad, puede incluirse en cualquiera de las comidas que se ofrecen al bebe a lo largo del día, no siendo necesario relegarlo a la comida o la cena.