Niños que quieren comer a todas horas

Qué hacer ante un niño ansioso con la comida

Los niños tienen una noción muy acertado de lo que realmente necesitan comer y cuánto necesitan comer. El primer año del niño necesita una gran cantidad de calorías debido a su rápido crecimiento, pero en la medida que se hace mayor no crecen tan deprisa por lo que las necesidades nutricionales varían.

Sin embargo los padres podemos enfrentarnos a niños que quieren comer a todas horas. En Guiainfantil.com te contamos como podemos enfrentarnos a un niño glotón.

Situaciones en las que un niño puede comer a todas horas

Cuando el niño quiere comer a todas horas

- Situación de estrés: muchas veces los niños comienzan a comer a todas horas cuando está pasando por una situación estresante como puede ser una mudanza, inicio de clases, divorcio o situaciones familiares conflictivas; tener en cuenta la situación en la que se encuentra el niño y tomar medidas, lo que realmente está necesitando probablemente sea cariño, más atención y más seguridad y confianza en el núcleo familiar.

- Comidas diarias: observar cuánto es lo que come el niño en cada comida, a veces suele suceder que el niño no come nada en las comidas principales pero luego picotea a lo largo del día.

- Sensación de apetito: tener en cuenta que es lo que el niño pide entre horas, si son alimentos saludables (frutas, frutos secos)  o son alimentos no saludable (chucherías, chocolates, galletas), estos últimos se consumen para satisfacer la sensación de apetito que no tiene nada que ver  con la sensación de hambre.

- Hábitos de los padres: muchas veces los propios padres picotean a lo largo del día o comen con ansiedad o muy rápido en las comidas, por lo tanto el niño tiende a replicar dichos hábitos.

Pautas si el niño come a todas horas

- Educación de hábitos alimenticios a los padres: ordenar y planificar la alimentación familiar, tipos y cantidad de alimentos, como así también la manera que lo consumen (con ansiedad, rapidez, de pie, etc.)

- Respetar el hambre y saciedad del niño, no obligar a comer, ni amenazar al niño con futuras consecuencias, respetar la cantidad de comida que el niño desea consumir y en el momento que lo desea.

- Cada vez que el niño tenga hambresiempre ofrecer un alimento saludable.

- Estipular horarios de comidas, y dejar que el resto del tiempo el niño juegue, lea o realice alguna actividad de interés; importante observar que el niño no come por aburrimiento o situación de estrés, enseñar que la comida no sirve para calmar ningún tipo de emoción solo tiene el fin de nutrir,  desvincular la emoción con la comida.

- Crecimiento del niño: es importante tener en cuenta el crecimiento y desarrollo del niño, si tiene un exceso de peso habrá que ordenar el tipo y cantidad de alimentos que ingiere, en caso de tener un peso normal y la elección de alimentos son siempre saludable, no habrá mucho que preocuparse.